Puedes sustituir el beicon por pan frito para no incorporar carne al plato, ya que originalmente esta sopa se servía los viernes de Cuaresma.
3 docenas de almejas
3 patatas
125 gr. de beicon
2 cebollas
2 puerros
2 ramas de apio
3 tazas de leche o de nata
50 gr. de mantequilla
3 cucharadas de harina
laurel
tomillo
perejil
sal y pimienta.
Calorías 76 kcal / 100gr
Proteína 15.5 gr / 100gr
Grasa 1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 1.5 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Sopas y cremas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

El clam chowder es un plato de sopa espesa de almejas y patatas originaria de Nueva Inglaterra, ideal para las épocas de frío.

Clam chowder

 Así lo cocinamos

Lavamos bien las almejas con agua fría para que suelten la arena. Las ponemos en una olla con un poco de agua y las cocemos hasta que se abran. Las escurrimos, reservando el caldo, y les quitamos las conchas.

Calentamos el beicon troceado en una sartén hasta que suelte la grasa y quede crujiente. Reservamos.

Derretimos la mantequilla en una olla y añadimos la cebolla, el puerro y el apio picados. Rehogamos y echamos la harina. Removemos e incorporamos las patatas peladas y troceadas. Ponemos también el caldo de cocción de las almejas y lo dejamos 10 minutos a fuego lento.

Por último, añadimos las almejas, la leche o nata, las hierbas aromáticas y sal y pimienta al gusto. Antes de servir, añadimos el beicon crujiente.

 Trucos y Consejos

Puedes sustituir el beicon por pan frito para no incorporar carne al plato, ya que originalmente esta sopa se servía los viernes de Cuaresma.

 Información Nutricional

Nos encontramos ante un plato contundente, muy energético y revitalizante, ideal para reponer fuerzas en días de frío. Su ingrediente principal, las almejas, se caracterizan, al igual que el resto de mariscos, por su alto contenido en proteínas, colesterol y purinas, así como por su escasa cantidad de grasa. Debido a ese contenido en purinas, las personas que padezcan gota deberán moderar el consumo de este marisco.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina