Recetas

Cocido Madrileño: una receta tradicional con la que entrar en calor

Sirve de primero la sopa y de principal los garbanzos con las carnes acompañados por el repollo para conseguir un almuerzo de diez
Garbanzos
Punta de jamón
Huesos de espinazo
Huesos de rodilla
Huesos de caña
Morcillo de ternera
Cuartos trasero de pollo
Chorizo
Panceta fresca
Panceta adobada
5 Patatas
3 Zanahorias
Ajos
Repollo
Aceite de oliva
Pimentón dulce
Sal
Calorías 125 kcal / 100gr
Proteína 6.3 gr / 100gr
Grasa 3.7 gr / 100gr
Hidratos de carbono 16.8 gr / 100gr

Vamos a preparar una receta de cocido madrileño. Este plato está cocinado con una base de carnes y pertenece a los platos de la cocina tradicional. Por regla general se consume durante todo el año y se suele servir a los comensales como primer y segundo plato.

El cocido madrileño es una receta tradicional. Se trata de uno de los platos más famosos de la gastronomía española y constituye una receta ideal para hacer entrar en calor al cuerpo. Los garbanzos y las carnes son los ingredientes principales y, usualmente, se aprovecha el caldo resultante del guiso para servirlo con pasta -sería el primer plato-, mientras que le cocido propiamente dicho es el plato principal.

En la historia del cocido madrileño esta receta se ha considerado como un plato humilde presente en las casas de los madrileños todos los días excepto los viernes de vigilia. Hoy muchos e importantes restaurantes de la capital la tienen en su carta.

Cocido Madrileño: una receta tradicional con la que entrar en calor

 Así lo cocinamos

Para preparar el tradicional cocido madrileño hay que seguir los siguientes pasos:

  • En primer lugar, se dejan los garbanzos en remojo desde la noche anterior. Una vez hidratados, se escurren y se vuelcan en una cazuela grande.
  • Sobre los garbanzos se coloca la punta de jamón, los huesos de espinazo y de caña, el morcillo, las pancetas y el tocino salado. Se cubre de agua y se pone a fuego fuerte.
  • Por otra parte, se corta el repollo en juliana y se cocina en una cazuela con abundante agua y un pellizco de sal a fuego alegre.
  • Volvemos al guiso principal. Antes de que hierva el agua, hay que quitar las impurezas. Una vez llegue a ebullición, se baja el fuego (fuego medio o bajo) y se deja que la carne cueza lentamente.
  • Tras dos horas en el fuego, al guiso se añaden las zanahorias, chorizos y los cuartos traseros de pollo. Se tapa la olla y se deja cocer una hora más para, entonces, añadir las patatas.
  • Media hora después se incorpora la morcilla y se cocina durante cinco minutos más.
  • Vamos a seguir ahora con el repollo. En una sartén se sofríen los ajos y se saltea el repollo cocido. Añadimos una cucharada de pimentón dulce y removemos bien. Apartamos.
  • En cuanto al cocido, tras cuatro horas el guiso está listo. Todos los avíos se emplatan por un lado y con el caldo que queda en la olla se prepara una pasta con fideos. ¡Listo para comer!

 Trucos y Consejos

Sirve de primero la sopa y de principal los garbanzos con las carnes acompañados por el repollo para conseguir un almuerzo de diez.

 Información Nutricional

Conviene desgrasar muy bien el caldo del cocido ya que es una receta con muchas calorías. Aparte de eso, el cocido madrileño cumple con nota con las necesidades alimenticias del adulto medio gracias a la proteína de las carnes, los hidratos de carbono y la fibra. El contenido en socio es alto.

Base del plato , ,
Estacionalidad
Calorías
Técnicas de cocina
Tipo de cocina