Si añadimos un clavo de olor a la cocción, conseguiremos un sabor muy especial para nuestra compota.
4 membrillos
100 gr. de azúcar
1 palo de canela
zumo de limón y 2 vasos de agua.
Calorías 50 kcal / 100gr
Proteína 0.4 gr / 100gr
Grasa 0.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 7.3 gr / 100gr
Índice glucémico 35

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

El membrillo es una fruta muy nutritiva que hoy preparamos en compota para que la podáis disfrutar como postre o para una merienda.

Preparamos un bol con agua y un chorrito de zumo de limón.

Vamos pelando los membrillos y troceándolos y los vamos reservando en el bol con agua y limón para que no se oxiden.

Cuando estén todos cortados, los escurrimos y los ponemos en una olla con el azúcar, la canela y el agua. Lo cocemos hasta que el membrillo esté tierno, aproximadamente durante 45 minutos, removiendo de vez en cuando para que no se pegue y cuidando de que no se queden sin agua.

Cuando estén tiernos, retiramos del fuego y dejamos enfriar antes de servir.

 

Si añadimos un clavo de olor a la cocción, conseguiremos un sabor muy especial para nuestra compota.

El membrillo, ingrediente protagonista de esta receta, destaca por su elevado contenido en fibra, que nos va a ayudar a regular en tránsito intestinal, así como por sus propiedades astringentes. La elevada cantidad de azúcar necesaria para elaborar esta receta hace que no se aconseje su consumo en caso de diabetes.

Datos nutricionales del membrillo:

 

 

Compota de membrillo
Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina