Los nutrientes que destacan en la composición de la carne del conejo son las proteínas de alto valor biológico y las vitaminas, en concreto las del grupo B
Un conejo troceado
1 cebolla
1 zanahoria
1 puerro
2 cabezas de ajo
½ litro de vino tinto
1 copita de Jerez seco blanco
1 copita de brandy
1 taza de harina
40 gr. de chocolate fondant
60 gr. de piñones
1 ramita de canela
1 ramita de tomillo
2 hoja de laurel
una ramita de perejil
aceite
pimienta y sal.
Calorías 88 kcal / 100gr
Proteína 10 gr / 100gr
Grasa 5.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Aves y caza y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Hoy cocinamos el conejo con chocolate. Si te gusta la combinación de sabores, este es un plato que, sin duda, te cautivará. Buen provecho!

Conejo con chocolate y canela

 Así lo cocinamos

Limpia las hortalizas, trocéalas y colócalas en un bol grande con el conejo troceado. Añade ahora una cabeza de ajos machacados, la canela, el tomillo y el laurel. Salpimenta el conjunto y añade el Jerez y el vino tinto. Tapa con film transparente y deja marinando durante un día entero.
Al día siguiente, retira los trozos de conejo, enharínalos y fríelos en una sartén con aceite caliente hasta que queden dorados. Los reservamos.
Escurre las verduras y sofríelas con un poco de aceite en una sartén durante 6 minutos, añade a continuación 2 cucharadas de harina y mezcla bien todo el compuesto. Cuando hayan pasado unos tres minutos, agrega a la sartén el jugo de la maceración.
Continúa con la cocción unos 12 minutos más a fuego lento. Pasado este tiempo, cuela la salsa y viértela sobre el conejo. Vuelve a colocar la cazuelala en el fuego y continúa cocinando unos 20 minutos más, o hasta que veas que el conejo está en su punto.
Mientras, en otra sartén, sofríe la otra cabeza de ajos ligeramente machacados. A continuación, extrae y pela los dientes de ajo depositándolos en el mortero junto al chocolate rallado, el brandy y los piñones. Vierte esta preparación sobre el conejo y deja cocer unos minutos más, hasta que el brandy se haya evaporado.
Pon a punto de sal y sirve en los platos con un poco de perejil picado.

 Trucos y Consejos

Lo ideal es consumir este guiso al día siguiente de su elaboración, ya que los sabores se habrán asentado y resultará mucho más sabroso.

 Información Nutricional

El conejo se incluye dentro de las carnes blancas, las cuales se caracterizan por su bajo contenido en grasa. Por ello, el consumo de estas carnes se recomienda a aquellas personas que estén siguiendo dietas de adelgazamiento o que tienen restringido dicho nutriente.
Sin embargo, la carne de conejo no es demasiado aconsejable para quienes tienen  el estómago delicado, pues se trata de una carne muy fibrosa y además, al estar escabechada, se desaconseja más aún su consumo en el caso citado.
Los nutrientes que destacan en la composición de la carne del conejo son las proteínas de alto valor biológico y las vitaminas, en concreto las del grupo B.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina