Otras guarniciones para este cordero pueden ser unas patatas a lo pobre o unas setas a la plancha.
1 cordero lechal
2 kg. de granada
1 kg. de naranja agria
2 kg. de naranja dulce
½ cabeza de ajos
aceite de oliva
300 ml. de vino blanco
3 hojas de laurel
tomillo
orégano
sal y pimienta
Calorías 105 kcal / 100gr
Proteína 21 gr / 100gr
Grasa 2.4 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Para comer, hoy os proponemos este rico cordero al estilo sefardí.

Cordero al estilo sefardí

 Así lo cocinamos

Para elaborar un cordero al estilo serfadí, exprimimos las granadas y las naranjas.

Una vez limpio el cordero, lo dejamos en maceración durante al menos 12 horas en estos zumos, junto con el vino, el orégano, el tomillo, el laurel, los ajos machacados sin pelar, un poco de aceite de oliva y sal.

Asamos al horno el cordero, rociándolo con el líquido de la maceración.

Como guarnición, podemos acompañar con unos calabacines al ajillo. Éstos se preparan troceando los calabacines sin pelar y cociéndolos al vapor.

Posteriormente freímos varios ajos cortados muy pequeños en aceite de oliva. Cuando doren, rociamos con ellos los calabacines, incorporando también el aceite muy caliente.

 Trucos y Consejos

Otras guarniciones para este cordero pueden ser unas patatas a lo pobre o unas setas a la plancha.

 Información Nutricional

La carne del cordero lechal, al proceder de un animal joven, exclusivamente alimentado a base de leche, presenta un color rosa pálido, un alto grado de terneza y jugosidad, junto a un sabor suave y característico, ideal tanto para las preparaciones culinarias tradicionales como para la alta cocina.

Desde el punto de vista nutricional, es un alimento ligero, con alrededor de un 2,5% de materia grasa intramuscular de fácil digestibilidad, más del 35% de la cual corresponde a ácidos grasos monoinsaturados o ácido oleico. Éste es un tipo de grasa típica de los aceites vegetales como el aceite de oliva, del aguacate, etc., que ejerce una acción beneficiosa en los vasos sanguíneos reduciendo el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y hepáticas, ya que contribuye no sólo a reducir el colesterol LDL o malo en sangre e incrementar los niveles del colesterol cardioprotector, sino que colabora en el mantenimiento de un peso corporal razonable y sano para nuestro organismo.

Además, el cordero lechal posse más del 17% de proteína de alto valor biológico./p>

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina