Recetas

Costillas de cerdo con salsa barbacoa

Estas costillas de cerdo con salsa barbacoa es una receta ideal para disfrutar cuando llega el buen tiempo
5 kg. de costillas de cerdo
zumo de un limón
1 vaso de vino blanco
sal
pimienta negra
2 cucharadas de aceite de oliva
4 cucharadas de agua
1 guindilla picante
6 cucharadas de tomate frito
½ dl de vinagre o limón
1 dl de aceite de oliva 0´4º
3 cucharadas de miel
1 cucharada de sal
Calorías 281 kcal / 100gr
Proteína 17 gr / 100gr
Grasa 23.6 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Estas costillas de cerdo con salsa barbacoa casera son fáciles de preparar y la salsa barbacoa es simplemente deliciosa, y le dará un toque a nuestra receta diferente.

Además, te enseñamos a preparar hasta la salsa barbacoa que podrás utilizar para otras carnes. Ese punto dulce de la barbacoa le da a la carne un toque delicioso. El horno se encarga de casi todo el trabajo así que es perfecta si eres principiante en la cocina. ¡Manos a la obra!

Costillas de cerdo con salsa barbacoa

 Así lo cocinamos

¿Cómo preparar costillas de cerdo con salsa barbacoa? Te contamos en unos sencillos pasos qué tienes que hacer exactamente para elaborar esta rica receta de costillas a la barbacoa:

Comenzaremos elaborando la salsa barbacoa y así tenerla lista una vez empecemos con las costillas:

  1. En un vaso de batidora ponemos todos los ingredientes y trituramos hasta que quede una salsa homogénea, fácil de mover y cremosa.
  2. Esta salsa se puede utilizar para carnes elaboradas a la barbacoa o a la parrilla, untando previamente la carne y asándola a continuación, o también acompañándola ligeramente templada con carnes ya asadas previamente.
  3. Si se conserva en la nevera en un bote cerrado puede durar 15 días.

Seguidamente, elaboraremos las costillas de cerdo al horno:

  1. Cortamos las costillas en trozos a lo largo por la parte de carne que hay entre costilla y costilla. Ponemos las costillas en una bandeja adecuada para horno, rociamos con el zumo de limón, el vaso de vino, la sal, la pimienta negra y el aceite a nuestro gusto.
  2. Embadurnamos las costillas con la mezcla anterior. Colocamos en el horno (precalentado a 180º C) la bandeja con las costillas y, cuando estén doradas, les damos la vuelta.
  3. Una vez asadas uniformemente, aproximadamente unos 35 minutos, las sacamos del horno y servimos calientes acompañadas de la salsa barbacoa.

¡Y a comer! Disfruta de esta receta de costillas al horno con salsa barbacoa, ¡encantarán a toda la familia! También puedes elaborar unas costillas de cerdo adobadas, en Gurmé te explicamos paso a paso cómo prepararlas. ¡Échale un vistazo!

 Trucos y Consejos

El secreto para conseguir unas costillas a la barbacoa melosas que se despegan del hueso, está en la cocción lenta y en tratar la carne con una marinada que le da sabor y aumenta su jugosidad.

 Información Nutricional

Las costillas son una de las partes del cerdo con mayor contenido en grasas, por lo que su consumo debe ser moderado si se padece sobrepeso o hipercolesterolemia. No obstante, la carne de cerdo contiene proteínas de alto valor biológico, es una fuente de minerales esenciales como el potasio, fósforo, zinc y hierro y aporta vitaminas del grupo B: B1, B3, B6 y B12. Por tanto, proporciona a nuestro organismo los siguientes beneficios:

  • Durante la infancia la carne de cerdo aporta proteínas necesarias para el correcto desarrollo de los huesos.
  • Facilita la digestión y ayuda al funcionamiento normal del sistema inmune.
  • Contribuye al mantenimiento adecuado de la salud bucal.
  • Regula la actividad hormonal gracias a su contenido en vitamina B6.
  • Aporta vitalidad ya que contiene altas dosis de tiamina, necesaria para poder asimilar los hidratos de carbono en el organismo.

La base de la salsa barbacoa es la guindilla, por lo que sólo es apta para estómagos que gocen de buena salud. También hay que contemplar que el plato incorpora miel, con lo que el aporte calórico se multiplica.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina