Para conseguir una buena presentación, espolvorea con perejil picado y pon un hilo de aceite de oliva crudo.
12 langostinos
1 cebolla
1 puerro
1 zanahoria
300 gr. de tomate triturado
1 copita de coñac
100 ml. de vino blanco
1 l. de caldo de pescado
2 cucharadas de harina
200 ml. de nata líquida
aceite de oliva
pimentón
pimienta y sal.
Calorías 104 kcal / 100gr
Proteína 24.3 gr / 100gr
Grasa 0.8 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 5

Este plato, está cocinado con una base de Sopas y cremas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Si tienes que preparar alguna comida especial, aprovecha para elaborar esta suave y deliciosa crema de langostinos. Con ella conquistarás el paladar de tus comensales.

Crema de langostinos

 Así lo cocinamos

Pelamos los langostinos, reservando las cabezas y las cáscaras.

Picamos la cebolla, el puerro y la zanahoria y los sofreímos en una cazuela con un chorrito de aceite de oliva. Añadimos las cáscaras y las cabezas de los langostinos, un poco de pimentón y rehogamos durante cinco minutos. Echamos el coñac y flambeamos.

Incorporamos ahora el tomate, la harina, salpimentamos y continuamos rehogando cinco minutos más. Regamos con el vino y cubrimos con el caldo. Cuando comience a hervir, cocinamos a fuego medio durante 30 minutos.

Lo trituramos todo y lo pasamos por un colador para que quede una crema fina. Ponemos la mezcla de nuevo al fuego, junto con la nata, removiendo para que se integre bien.

Aparte, salteamos los langostinos en una sartén con un poco de aceite. Los ponemos en el fondo de los cuencos para servir y cubrimos con la crema.

 Trucos y Consejos

Para conseguir una buena presentación, espolvorea con perejil picado y pon un hilo de aceite de oliva crudo.

 Información Nutricional

Los langostinos, y el marisco en general, se caracterizan por su saludable valor nutricional, ya que no aportan demasiadas calorías, son muy ricos en proteínas y contienen poca grasa. La única desventaja que presentan es su moderado contenido en colesterol, algo que deberán tener en cuenta todas aquellas personas que padezcan problemas coronarios.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina