Una receta excelente para darte un buen aporte de verduras.
2 calabacines
3 zanahorias
1 cebolla
1 tomate
1 puerro
1 patata
1 ramito de perejil
aceite de oliva
agua
sal y 50 grs. de piñones tostados.
Calorías 23 kcal / 100gr
Proteína 1.8 gr / 100gr
Grasa 0.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 2 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Una receta excelente para darte un buen aporte de verduras.

Crema de verduras

 Así lo cocinamos

Preparamos todos los ingredientes de la crema de verduras y lavamos y troceamos todas las verduras (el tomate y la patata pelados) y las colocamos en una olla. Añadimos aceite, perejil, sal y cubrimos de agua. Cocemos a fuego lento durante 40 minutos.

Apartamos la olla del fuego y pasamos la batidora hasta obtener una crema muy fina.

Agregamos a la crema de verduras los piñones tostados y servimos.

 Trucos y Consejos

Añade cualquier otra verdura que desees a esta crema, como por ejemplo, un poco de calabaza.

 Información Nutricional

La gran diversidad de especies vegetales, que representan diferentes partes de las plantas (raíces, bulbos, tallos, hojas, flores y frutos) y momento de recolección, hacen que su composición nutricional sea muy variable.

En general, destaca su alta hidratación (80-90% de agua), por lo tanto, una de las principales funciones nutricionales es aportar agua a nuestro organismo. El contenido calórico es bajo, en parte por el escaso contenido en grasas, proteínas e hidratos.

Son fuente importante de vitaminas, minerales y fibra.

La cocción mejora su digestibilidad y la biodisponibilidad de los compuestos liposolubles como los carotenos, pero provoca pérdidas de nutrientes, ya que parte de las vitaminas y minerales pasan al medio de cocción. Para evitar dichas pérdidas se recomienda seguir una serie de instrucciones como cocinarlas al horno, olla a presión o vapor y con su piel, cortarlas en grandes porciones, y la cantidad de agua utilizada para la cocción deberá ser mínima y, siempre que sea posible, con el recipiente tapado.

Pueden estar presentes en nuestra dieta como plato principal o como acompañamiento. Se deben elegir frescas o ultracongeladas y, preferiblemente, se debe incluir una ración en crudo diariamente (ensalada, gazpacho, crudités…), para garantizar la ingesta o minimizar la pérdida de nutrientes.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina