Podemos rellenar los cruasanes con otro embutido, según nuestro gusto.
½ kg. de harina de fuerza
25 gr. de levadura de panadería
75 gr. de azúcar
2 huevos
200 gr. de mantequilla
75 ml. de leche
75 ml. de agua
sal y 4 lonchas de jamón curado.
Calorías 341 kcal / 100gr
Proteína 9.8 gr / 100gr
Grasa 1.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 70.6 gr / 100gr
Índice glucémico 85

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

A la receta del cruasán casero le añadimos un relleno a base de jamón para convertir un postre dulce en un desayuno o merienda riquísimo.

 

 

Cruasán relleno de jamón

 Así lo cocinamos

Para hacer los cruasanes debemos preparar la masa el día anterior.

Tamizamos la harina y separamos un poco para mezclarla con la levadura y el agua templada. Dejamos fermentar en un bol.

Mientras tanto, mezclamos el resto de la harina con el azúcar, los huevos, la sal y la leche. A esta masa le unimos la mezcla anterior ya fermentada y amasamos bien.

Formamos una bola y le hacemos dos cortes en forma de cruz. Estiramos las puntas de esa estrella y le ponemos la mantequilla en el centro. Cerramos la masa como si fuera un paquete y lo aplastamos con un rodillo. Doblamos la masa sobre sí misma y volvemos a estirarla. Ahora la tapamos con papel film y la dejamos reposar hasta el día siguiente.

Cortamos la masa en porciones y le damos forma de cruasán, enrollando cada trozo por las puntas y estirando un poco. Los humedecemos hasta que dupliquen su tamaño. Después los pintamos con huevo y los horneamos unos 15 minutos a 200 grados.

Cuando estén listos, los cortamos por la mitad y los rellenamos con el jamón.

 

 Trucos y Consejos

Podemos rellenar los cruasanes con otro embutido, según nuestro gusto.

 Información Nutricional

Los dulces caseros son más saludables que los industriales, pero igualmente, se trata de una receta elaborada con ingredientes como la harina, la mantequilla o el azúcar, todos ellos con un fuerte contenido en calorías, por lo que no debemos abusar de ella.

Datos nutricionales de la harina de trigo:

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina