La judía verde se caracteriza por poseer un contenido graso muy escaso y una gran concentración de agua
150 gr. de tirabeques
150 gr. de judías verdes redondas
1 lata pequeña de maíz dulce
1 tomate de ensalada
1 cebolleta
100 ml. de caldo de verduras
aceite de oliva
vinagre de Jerez y sal.
Calorías 37 kcal / 100gr
Proteína 2.3 gr / 100gr
Grasa 0.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 4.2 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Ensaladas y pertenece a los platos de la cocina Vegetariana. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

La última propuesta del día consiste en una jugosa ensalada templada de judías verdes. Esperamos que os guste!

Ensalada templada de judías verdes

 Así lo cocinamos

Pica la cebolleta en brunoise y rehógala en una cazuela baja con un poco de aceite de oliva. Una vez la cebolleta se encuentre bien pochada, agrega los tirabeques y rehoga durante un par de minutos. Ahora agrega el caldo de verduras y cocina hasta que éste se haya evaporado por completo.
A las judías verdes les cortaremos las puntas y las trocearemos para escaldarlas en una olla con abundante agua hirviendo y sal. A los dos minutos de cocción las escurriremos y pasaremos a un recipiente con agua y hielo.
El tomate lo pelaremos, le quitaremos las semillas y lo cortaremos en daditos pequeños.
Coloca en un bol los tirabeques rehogados, las judías, el tomate y el maíz bien escurrido. Aliña con aceite de oliva, vinagre de Jerez y sal. Remueve bien y sirve al momento.

 Trucos y Consejos

Si quieres darle un toque diferente a esta ensalada, añádele un poco de mayonesa tradicional, que le dará un toque especial.

 Información Nutricional

La judía verde se caracteriza por poseer un contenido graso muy escaso y una gran concentración de agua. Ambas características hacen que nos encontremos ante un vegetal con un contenido calórico muy reducido. También es rica en fibra e hidratos de carbono.
El tomate, además de aportar mucha jugosidad a la ensalada, va a enriquecerla con vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante, como el licopeno, pigmento que le confiere al tomate su característico color rojo.
El maíz, por su parte, destaca por su elevado contenido en hidratos de carbono. Además, al estar exento de gluten, constituye un alimento muy importante en la dieta de las personas que padecen celiaquía.

 

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina