Este plato es muy antiguo, gachas a base de trigo o cebada ya se cocinaban en el antiguo Egipto y en Babilonia. En Andalucía según la zona se le llama gachas o poleás. Según las poleás de Sevilla, Huelva y Cádiz son una derivación de las populares gachas de los años difíciles, preparadas a base de agua y harina, a las que para darles sabor se agregaban sal, matalahúva y azúcar al cocinarlas y se acompañaban de coscorrones de pan frito. Un postre humilde, pero como toda receta tradicional de ingredientes tan sencillos, está deliciosa.
300 grs. de harina
6 cucharadas de azúcar
2 vasos de agua
3 vasos de leche
1 vaso de aceite de oliva
3 cucharadas de matalahúva (anís)
1 cáscara de limón
canela en astilla
canela en polvo
200 grs. de pan y un pellizco de sal.
Calorías 341 kcal / 100gr
Proteína 9.8 gr / 100gr
Grasa 1.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 70.6 gr / 100gr
Índice glucémico 85

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Este plato es muy antiguo, gachas a base de trigo o cebada ya se cocinaban en el antiguo Egipto y en Babilonia. En Andalucía según la zona se le llama gachas o poleás.

Las poleás de Sevilla, Huelva y Cádiz son una derivación de las populares gachas de los años difíciles, preparadas a base de agua y harina, a las que para darles sabor se agregaban sal, matalahúva y azúcar al cocinarlas y se acompañaban de coscorrones de pan frito. Un postre humilde, pero como toda receta tradicional de ingredientes tan sencillos, está deliciosa.

Gachas caseras

 Así lo cocinamos

En una sartén ponemos el aceite y freímos la cáscara de limón. Cuando dore la retiramos del aceite y ponemos a freír la matalahúva, con cuidado de que no se queme. Cuando esté la retiramos pasando el aceite de la fritura por un colador. Reservamos este aceite con la leche.

Volvemos a poner la sartén al fuego con el aceite colado, junto el agua, la canela en astilla, la mitad del azúcar y la sal. La otra mitad del azúcar la mezclamos con la harina en una fuente aparte y la diluimos en un vaso del contenido de la sartén que teníamos al fuego.

Cuando hierva lo que tenemos en la sartén, agregamos la mezcla diluida de la fuente y removemos bien todo hasta que de nuevo comience a hervir, tratando de diluir los posibles grumos. Dejamos cocer medio minuto y apartamos la sartén del fuego.

Colocamos las gachas en platos que adornamos con dados de pan frito. También podemos poner frutos secos como piñones, nueces peladas, etc. Finalmente espolvoreamos los platos de gachas con canela en polvo y dejamos enfriar.

 Trucos y Consejos

Una variante en la elaboración de las gachas es hacer las gachas sólo con leche o sólo con agua.

 Información Nutricional

Al estar elaboradas con harina, las gachas son un plato muy energético, ya que contienen gran cantidad de hidratos de carbono. Por tanto, estamos hablando de un plato que nos aportará una buena dosis de calorías, a las que se suman las del pan frito y el azúcar.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina