El gazpacho andaluz hidrata, refresca y sacia el apetito, ya que es una fuente rica en oligoelementos, sales minerales y otros nutrientes.
1kg tomates maduros de pera
1 pimientos verdes
50g Medio pepino
40g Un trozo pequeño de cebolla
1 diente de ajo
50-100g aceite de oliva virgen extra
30g vinagre de Jerez
Agua u 8 cubitos de hielo
sal

La receta de gazpacho andaluz varía según cada casa pero es muy sencilla y se hace en poco tiempo. En este caso, vamos a hacer el gazpacho sin pan. La clave para conseguir un gazpacho delicioso está en elaborarlo con tomates maduros de calidad y en servirlo muy fresquito. Es por ello que este plato vegetariano se suele consumir, principalmente, en verano, la temporada de los tomates y de la calor.

¿Cómo hacer gazpacho andaluz?

Si te haces esta pregunta cada vez que pasas por los refrigerados del supermercado y ves los gazpachos de bote, aquí tienes la respuesta. Para elaborarlo, lo ideal es disponer de una batidora de vaso con potencia para poder triturar todas las verduras rápidamente. Si dispone de alguna máquina potente, como por ejemplo la Thermomix, Incluso podrás picar el hielo junto a las verduras y tomarlo fresquito al instante.

 

tomatespeq

 

Existen tantas recetas de gazpacho casi como familias. Es lo bueno de hacer gazpacho casero, que cada cuál lo hace a su manera y a su gusto. Hay quien lo hace con pan porque le gusta con más consistencia, hay quién hace el gazpacho sin pepino para no acordarse de él luego durante la tarde y hay quién lo toma en plato con cuchara y con guarnición. También los hay quienes innovan y van más allá del gazpacho andaluz, y hacen el gazpacho de sandía, de fresas o de cereza.

La clave para obtener un gazpacho andaluz delicioso, está en elaborar la receta con tomates maduros de calidad. La mejor variedad para nuestro gusto es el tomate de pera. Recuerda que los otros ingredientes como el pimiento verde, el pepino o el ajo son añadidos y que el tomate es el protagonista. Así que no te pases con las cantidades de las otras verduras. Y por supuesto, para triunfar con este plato, es muy importante la temperatura a la que se sirve. Se toma muy frío. En la mayoría de casas andaluzas, este plato se toma de entrante como bebida resfrescante para aliviar las altas temperaturas estivales.

También puedes echar un vistazo a nuestra receta de salmorejo

Gazpacho sin pan

Nuestra variante de gazpacho no lleva pan, con lo que conseguimos una receta con menos calorías y más fluida. Si queremos mantener la consistencia del gazpacho, un buen sustituto del pan es una rodaja de manzana verde.

 

 

 

 

Gazpacho andaluz

 Así lo cocinamos

Lavar y trocear los tomates, los pimientos, el pepino, la cebolla y el ajo. Al pimiento se le quita las semillas. El ajo se puede partir por la mitad y quitarle el germen para que no se repita.
En el robot de cocina, colocamos la mezcla de ingredientes (en una tanda o en varias tandas), añadimos un poco de agua o el hielo y trituramos hasta conseguir una crema. Añadimos ahora el vinagre, el aceite y turbinamos nuevamente hasta conseguir que todo esté bien fino y emulsionado.
Llegado a este punto, debemos comprobar el punto de sal y vinagre.
Pasamos el gazpacho por un colador chino o un pasapurés para eliminar los restos de piel de las hortalizas. Añadir más agua si fuera necesario. El gazpacho debe quedar con una textura de crema líquida.
Introducimos el gazpacho en la nevera hasta conseguir la temperatura deseada y, en el momento de servir, rociar con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Mezclar con una cuchara de madera.

 Trucos y Consejos

El gazpacho se puede guarnecer con un picadillo de huevo cocido, pepino, pimiento verde, cebolla, o incluso jamón serrano, todos ellos servidos en recipientes individuales para que el comensal pueda servirse a su gusto. Aquí puedes ver la receta del gazpacho con guarnición

Si tienes problemas de reflujo en el estómago, elimina el pepino de la receta.

También puedes reducir el efecto ácido producido por el tomate, añadiendo a la receta un par de zanahorias, las cuales, además contribuyen a mejorar el aspecto visual del gazpacho.

Las verduras (tomates, pepino y pimiento), así como el aceite de oliva, deben ser de la mayor calidad.

 Información Nutricional

Además de una explosión de vitaminas, el gazpacho andaluz es fuente de belleza para el cuerpo. Ayuda a hidratar y proteger la piel, gracias a su alto contenido en agua y betacarotenos (pigmentos vegetales de color anaranjado o rojizo, precursores de la vitamina A) esencial para proteger la piel y para prevenir algunos tipos de cáncer. Por ello, es un plato ideal para el verano, cuando la piel está expuesta en exceso a agentes agresivos como el  sol, el cloro, etc.
Contiene además una larga lista de minerales, como fósforo, hierro, calcio, magnesio, manganeso, zinc, cobre, potasio y sodio.
Además de refrescante, es un plato energético gracias a la presencia del aceite de oliva y del pan (si se desea, claro).

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina