Recetas

Higos rellenos cubiertos de chocolate

Utiliza para el relleno los frutos secos que más te gusten.
Varios higos secos
chocolate fondant
manteca de cacao
mantequilla
nata
un chorrito de licor
nueces picadas con miel
canela en rama y agua
Calorías 275 kcal / 100gr
Proteína 3.5 gr / 100gr
Grasa 1.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 55 gr / 100gr
Índice glucémico 40

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Creativa. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Hoy os proponemos un postre original y delicioso a base de higos. Esperamos que os guste.

Higos rellenos cubiertos de chocolate

 Así lo cocinamos

Fundimos el chocolate con manteca de cacao sin pasar de 40º parque que no se pegue. Mantenerlo al calor.

Cocemos los higos en agua mezclada con azúcar, canela en rama y licor. Enfriar en la nevera.

Preparar una trufa con chocolate fondant, mantequilla y nata.

Mezclar la trufa con las nueces y rellenar con la manga los higos. Congelar.

Bañar el higo en chocolate caliente y de nuevo congelar.

 Trucos y Consejos

Utiliza para el relleno los frutos secos que más te gusten.

 Información Nutricional

El valor nutritivo de los higos los convierte en un tesoro dietético, con virtudes terapéuticas recientemente comprobadas. La mayor riqueza de los higos es en hidratos de carbono, con un 12% en los higos frescos y un 54% en los secos, con una proporción alta de azúcares simples que proporcionan energía rápida, idónea para deportistas.

Pero, además, los higos son la fruta, seca o fresca, que aporta una mayor cantidad de fibra, superando incluso a la ciruela.

No destacan especialmente por su aporte de proteínas, ni tampoco por su contenido en grasas. Respecto a las calorías, cabe destacar que 100 g de higos frescos aportan 60 calorías y la misma cantidad de higos secos, 275.

En cuanto a vitaminas, los higos contienen un amplio surtido pero en pequeña cantidad. Las que se encuentran en una proporción algo más notable son las del grupo B, presentes en mayor medida en los higos secos.

El higo seco, al ser un alimento rico en potasio, ayuda a una buena circulación, regulando la presión arterial, por lo que es un alimento beneficioso para personas que sufren hipertensión. El potasio que contiene esta fruta ayuda a regular los fluidos corporales y puede ayudar a prevenir enfermedades reumáticas o artritis.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina