El pollo, ingrediente protagonista de esta receta, posee una de las carnes más saludables, siempre y cuando la consumamos sin piel
4 pechugas de pollo
500 gr. de pasta para lasaña
1 litro de bechamel
100 gr. de queso parmesano
200 gr. de espinacas frescas
2 dl. de aceite
100 gr. de cebolla
100 ml. de caldo de pollo
2 dientes de ajo
200 gr. de tomate triturado
sal
pimienta
Calorías 346 kcal / 100gr
Proteína 11.9 gr / 100gr
Grasa 2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 74.8 gr / 100gr
Índice glucémico 75

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

La lasaña es una de las múltiples maneras que existen de preparar la pasta. Por la combinación de sus ingredientes, nos encontramos ante una receta muy completa desde el punto de vista nutricional, muy recomendable para ofrecer a los más pequeños de la casa.

 

Lasaña de pollo y espinacas

 Así lo cocinamos

Cocemos en agua con sal y aceite la pasta para lasaña hasta que quede al dente, aproximadamente 10 ó 15 minutos.

 

El relleno de pollo: Picamos finamente la cebolla y la sofreímos en una cazuela con un poco de aceite. Cuando esté bien pochada, añade la pechuga de pollo picada a cuchillo y rehoga. Ahora añade el tomate triturado y un poco de caldo de pollo. Cocina el conjunto hasta que la salsa haya espesado. Reservamos.

 

El relleno de espinacas: Pica dos dientes de ajo y sofríelos en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando el ajo comience a dorar, añade las hojas de espinacas troceadas y rehoga el conjunto hasta que éstas suelten su agua y pierdan la rigidez. Añade salsa bechamel y remueve hasta conseguir una crema de espinacas.

 

Para construir la lasaña, engrasamos con mantequilla una placa de horno y vamos intercalando capas de pasta con los dos rellenos, procurando que el relleno de espinacas ocupe la parte central de la lasaña (ver imagen de la receta). Cubrimos la lasaña con el resto de la bechamel y espolvoreamos con queso parmesano.

Introducimos en el horno precalentado a 200ºC hasta que la superficie quede bien dorada.

 Trucos y Consejos

No cortes la lasaña recién sacada del horno. Espera a que ésta se temple un poco para que al servirla no se nos desmonte.

 

 Información Nutricional

El pollo, ingrediente protagonista de esta receta, posee una de las carnes más saludables, siempre y cuando la consumamos sin piel. Además, contiene muy poca grasa y sus proteínas son muy fáciles de asimilar, por lo que es un alimento que está especialmente indicado para los niños, ancianos y todas aquellas personas que tengan el estómago delicado.

En cuanto a las espinacas, contienen una buena y variada cantidad de vitaminas y minerales. Entre estos últimos debemos resaltar la presencia del calcio y el magnesio. Además, aportan a nuestro organismo sustancias de acción antioxidantes, que nos ayudan a prevenir enfermedades de carácter degenerativo.
La pasta, por su parte, va a enriquecer la receta con una buena cantidad de hidratos de carbono complejos.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina