Recetas

Lasaña de sardinas con verduritas

Puedes hacer un almíbar con azúcar, agua, miel y naranja y regar con él las sardinas. El plato tendrá así un toque más dulce.
8 sardinas
1 limón
la piel de una naranja
azúcar
vinagre de vino blanco
pimienta.1 cebolla
1 pimiento rojo
2 tomates
1 zanahoria
aceite de oliva y sal. Pasta para lasaña.
Calorías 157 kcal / 100gr
Proteína 18 gr / 100gr
Grasa 9.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Creativa. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Hoy vamos a preparar un plato con el que podremos degustar las sardinas de una forma muy original que presentamos como si se tratara de una lasaña.

Lasaña de sardinas con verduritas

 Así lo cocinamos

Elaboramos primero las sardinas. Las limpiamos bien retirándoles las cabezas y las vísceras.
Las lavamos bien y escurrimos. En un recipiente vertemos el zumo del limón, una cucharada de azúcar, la piel de la naranja, sal, pimienta y dos cucharadas de vinagre.
Cubrimos las sardinas con esta marinada y dejamos dos horas en la nevera. Ahora, pelamos y picamos las verduras. Comenzamos pochando la cebolla en una sartén con aceite de oliva.
Cuando poche, añadimos la zanahoria y los pimientos. Y cuando comiencen a ponerse blandos, añadimos el tomate picado en cuadrados. Salpimentamos y reservamos.
Cocemos la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante. Colocamos una base de pasta y cubrimos con el sofrito de verduras. Colocamos otra lámina de pasta y encima ponemos las sardinas.

 Trucos y Consejos

Puedes hacer un almíbar con azúcar, agua, miel y naranja y regar con él las sardinas. El plato tendrá así un toque más dulce.

 Información Nutricional

El ingrediente estrella de esta original lasaña es la sardina, un pescado perteneciente a la familia de los pescados azules. Éstos destacan por ser una inagotable fuente de Omega 3, un ácido graso que nos ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, pues reduce los niveles de colesterol en sangre.
La sardina contiene además una buena cantidad de proteínas de gran valor biológico, así como vitaminas A, D, B2, B3 y minerales muy diversos, como el sodio, el fósforo, el magnesio, el hierro y el calcio.
En cuanto a las verduras que encontramos en el sofrito, enriquecen el plato con una importante cantidad de vitaminas, minerales, fibra y compuestos antioxidantes. Entre estos últimos destaca el licopeno, pigmento carotenoide que le confiere al tomate su característico color rojo.
Por su parte, la pasta va a enriquecer esta receta con hidratos de carbono, confiriéndole al plato su carácter energético.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina