Su fama de proporcionar hierro hace de estas lentejas caseras un plato muy preciado
250 gr. de lentejas
1 patata grande
1 chorizo rojo
100 gr. de jamón curado cortado en tacos
1 hoja de laurel
3 cucharadas de tomate triturado
1 cebolla
1 zanahoria
1/2 pimiento rojo
2 dientes de ajo
1 cucharadita de pimentón dulce
aceite de oliva
sal
Calorías 506 kcal / 100gr
Proteína 6.2 gr / 100gr
Grasa 6.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 9.6 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Las lentejas caseras se pueden preparar de forma muy sencilla y de diferentes maneras, por eso existen múltiples recetas de lentejas. En este caso, hemos elegido un guiso al estilo tradicional, con ingredientes sencillos a la vez que variados, para que aporten sabores y texturas diferentes.

Siguiendo los pasos de esta receta conseguirás hacer unas lentejas caseras fáciles y muy sabrosas que gustarán a todos. Hay que recordar que esta legumbre es muy beneficiosa para la salud y quizás resulta menos pesada que otras legumbres como los garbanzos o las alubias.

Lentejas caseras

 Así lo cocinamos

¿Cómo preparar lentejas? Elaborar estas lentejas caseras es muy sencillo siguiendo los pasos que te mostramos a continuación:

  1. Comenzamos lavando las lentejas con abundante agua fría y las ponemos en una olla.
  2. Pelamos la patata, la lavamos, la cortamos en trozos grandes y la ponemos también en la olla con las lentejas. Hacemos lo mismo con la zanahoria.
  3. Cortamos también el chorizo y lo añadimos a la olla, junto con el jamón en tacos y el laurel.
  4. Cubrimos todos los ingredientes con agua. Aproximadamente podemos poner entre un litro y cuarto y un litro y medio, dependiendo de lo baldosas que queramos que nos queden.
  5. Ponemos la olla al fuego fuerte. Cuando rompa a hervir, bajamos el fuego y tapamos.
  6. Dejamos cocer durante aproximadamente una hora. El tiempo dependerá del tipo de lentejas que usemos, por lo que habrá que ir removiendo de vez en cuando cuándo están tiernas nuestras lentejas caseras.

Mientras esperamos a que se cuezan las lentejas, preparamos un refrito:

  1. Para ello, picamos muy fina la cebolla, los ajos y el pimiento y lo rehogamos todo en una sartén con un par de cucharadas de aceite de oliva. Primero ponemos la cebolla, después los ajos y el pimiento y lo mochamos todo hasta que esté tierno. Por último, añadimos el tomate triturado y rehogamos unos minutos más este refrito para las lentejas caseras.
  2. Cuando las lentejas estén tiernas, destapamos la olla e incorporamos el refrito. El último toque se lo daremos añadiendo el pimentón, previamente frito levemente en una sartén con un poco de aceite de oliva.

Para terminar, añadimos sal al gusto y dejamos al fuego unos 10 minutos más. Así tendremos listas nuestra receta de lentejas caseras fáciles.

 Trucos y Consejos para las lentejas caseras

Un toque especial que podemos añadir a estas lentejas caseras es un chorreón de vinagre de Jerez una vez que las sirvamos en cada plato.

 Información Nutricional

La lenteja, como otras legumbres, aporta una gran variedad de minerales, algunos en cantidades muy superiores a otros alimentos. Así, la riqueza de la composición nutricional de las lentejas las convierte en grandes aliadas de la salud.

  • Son ideales para dietas de adelgazamiento ya que aportan solo 230 calorías, además gracias a su fibra aumenta la sensación de saciedad.
  • Ayudan a reducir el colesterol.
  • Fortalecen la salud del corazón y reducen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
  • Combate la anemia por su contenido en hierro.
  • Mantienen los niveles de azúcar en sangre estables, lo que las convierte en un alimento recomendado para diabéticos.
  • Previenen el estreñimiento, gracias a su contenido en fibra.

Como podemos ver, las recetas de lentejas caseras son un plato que nos aportará importantes nutrientes, ya que estas legumbres son ricas en proteínas vegetales, así como en hierro. También contienen hidratos de carbono que nos darán la energía que necesitamos cada día. Las únicas grasas que aporta este plato son las que añadimos con el chorizo o el aceite, por lo que podemos disminuirlas para hacer un plato más ligero si prescindimos del chorizo.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Técnicas de cocina
Tipo de cocina