La magdalena es una de las elaboraciones más populares de nuestra gastronomía. Son ideales tanto para desayunar como para meriendas
4 huevos
la ralladura de un limón
¼ litro de leche
1 cucharadita de canela molida
¼ litro de aceite de oliva crudo
2 cucharaditas de levadura química
300 gr. de harina
¼ kilo de azúcar y moldes de papel para magdalenas.

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante, y se suele servir a los comensales como Postre.

En un recipiente hondo batimos los huevos, añadimos la raspadura de limón y la leche fría.

Magdalenas caseras

 Así lo cocinamos

Cuando esté todo ligado espolvoreamos con la canela molida y vertemos el aceite de oliva crudo, el azúcar, la levadura y la harina. Removemos todo el conjunto hasta conseguir una pasta fina no muy consistente.
Rellenamos cada molde hasta la mitad, espolvoreamos por encima un poco de azúcar e introducimos en el horno a temperatura media, más o menos durante un cuarto de hora. Hasta que las magdalenas hayan subido y queden doraditas en su superficie.

 Trucos y Consejos

Las magdalenas son uno de los postres más populares de nuestra gastronomía. Se pueden consumir también en el desayuno y a la hora de la merienda. Si bien, las características de los ingredientes con los que se elaboran hacen que el valor calórico de éstas sea elevado, por lo que conviene no abusar de su consumo sobretodo por parte de personas con problemas de exceso de peso o que presenten niveles altos de colesterol o triglicéridos en sangre.

Base del plato
Calorías
Tipo de cocina