En lugar de vino dulce, puedes acompañarlas con una compota de frutos rojos. La combinación de sabores será exquisita.
4 manzanas
canela molida y canela en rama
nuez moscada
4 cucharadas pequeñas de azúcar
vino dulce
zumo de limón
125 ml. de agua.
Calorías 55 kcal / 100gr
Proteína 0.3 gr / 100gr
Grasa 0.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 11.5 gr / 100gr
Índice glucémico 35

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

De postre hoy recuperamos una receta muy tradicional, pero no por ello, menos sabrosa: unas manzanas asadas con canela.

Manzanas asadas con canela

 Así lo cocinamos

Lavamos las manzanas y, con ayuda de un vaciador, le retiramos el corazón. Introducimos en el hueco dejado, una pizca de nuez moscada y otro de canela en polvo. Añadimos también el azúcar.
Colocamos las manzanas en una bandeja de horno y las regamos con el agua y una chorrito del zumo de limón. Horneamos unos 25 minutos a 200 grados.
Cuando estén listas las servimos en los platos y las regamos con un chorro de vino dulce, al gusto. Espolvoreamos más canela en polvo y las acompañamos con algunas ramas de canela.

 

 Trucos y Consejos

En lugar de vino dulce, puedes acompañarlas con una compota de frutos rojos. La combinación de sabores será exquisita.

 

 Información Nutricional

A pesar de que su valor nutricional no es destacable, ya que se compone fundamentalmente de hidratos de carbono en forma de azúcares, y aporta vitaminas y minerales en pequeña cantidad, resulta difícil imaginar las extraordinarias propiedades curativas que hacen de la manzana un alimento medicinal.
Entre las cualidades que hay que destacar está su capacidad tanto laxante como astringente, es decir, que puede tomarse tanto en caso de estreñimiento como de diarrea. Consumida cruda y con piel ayuda a mejorar el tránsito intestinal, gracias a la fibra insoluble que se encuentra en la piel. Por otro lado, si la consumimos pelada y rallada tiene el efecto contrario en el organismo, gracias a la pectina de la pulpa, que tiene la capacidad de retener agua.

 

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina