El mero posee una carne muy blanca, y sus espinas son muy fáciles de retirar, por lo que es un alimento ideal para ofrecer a niños
1 kg. de mero limpio
200 gr. de cebollitas
2 nueces de mantequilla
100 ml. de vino blanco
sal
pimienta
unas ramitas de perejil y aceite.
Calorías 118 kcal / 100gr
Proteína 16 gr / 100gr
Grasa 6 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Recetas como la que os proponemos a continuación, elaboradas a base de pescado y verduras, son todo un acierto dietético, pues en solo un plato nos vamos a aprovechar de las cualidades nutricionales que poseen ambos grupos de alimentos, muy beneficiosas para nuestra salud.

Mero en papillote con cebollitas

 Así lo cocinamos

Porciona el mero en cuatro raciones. Ahora dispón cada una de éstas sobre un trozo de papel de aluminio.
Salpimenta el pescado, añade las cebollitas, la mantequilla, unas ramitas de perejil y el vino blanco.
Cierra el papel de aluminio, sellando bien los bordes, de manera que obtengamos unos paquetes que contengan el mero y las cebollitas.
Introduce estos paquetes en el horno (precalentado a 200ºC). Una vez los paquetes se hayan hinchado será el momento de sacarlos del horno y presentarlos abiertos por la mitad.

 Trucos y Consejos

A la hora de envolver el pescado, procura que no quede demasiado prensado el envoltorio. Debe haber espacio suficiente para que los vapores expedidos por el mero y las cebollitas durante la cocción circulen bien en el interior del paquete.

 Información Nutricional

El mero, al igual que todo pescado blanco, se caracteriza por ser muy poco graso, lo que lo convierte en un alimento muy fácil de digerir. En su composición destaca el contenido en minerales, tales como el yodo, el fósforo, el potasio y el magnesio.
Este pescado posee una carne muy blanca, y sus espinas son muy fáciles de retirar, por lo que es un alimento ideal para ofrecer a niños y personas que presentan dificultades de masticación.

Las cebollitas que acompañan al mero, además de aportarle al plato mucha jugosidad, incorporarán una buena cantidad de vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante, muy beneficiosas para la salud.
Asimismo, hay que tener en cuenta que para la elaboración de este plato hemos empleado mantequilla, por lo que el contenido calórico de la receta va a verse incrementado.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina