Los pimientos rojos son hortalizas en las que destaca la presencia de vitamina C, si bien el cocinado merma el contenido de este nutriente
2 pimientos rojos
2 calabacines
1 lata de anchoas en aceite de oliva
aceite de oliva y sal.
Calorías 255 kcal / 100gr
Proteína 29 gr / 100gr
Grasa 15 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.3 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Vegetariana. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Os presentamos aquí una milhoja muy original, sabrosa y cargada de vitaminas y minerales. Además, al contener anchoas, nos podremos aprovechar de las saludables propiedades que caracterizan a los pescados azules.

Milhoja de pimientos asados, calabacín y anchoas

 Así lo cocinamos

Rocía los pimientos rojos con aceite de oliva, añade una pizca de sal y hornéalos durante 30 minutos a 180ºC.
Mientras se asan los pimientos, corta los calabacines (sin pelar) longitudinalmente para conseguir láminas de unos 3 milímetros de espesor, las cuales cocinaremos por ambas caras en una plancha o sartén antiadherente con unas gotas de aceite de oliva.
Una vez estén asados los pimientos, pélalos y retira las semillas.
Ahora cuadra lo pimientos y las láminas de calabacín hasta que tengan el mimo tamaño.
Monta la milhoja intercalando láminas de calabacín y pimiento asado.
Termina la milhoja con unos lomos de anchoa en aceite.

 Trucos y Consejos

Para que el corte del calabacín resulte lo más regular posible usa una mandolina.
Los pimientos asados se pelan muy bien si se envuelven en papel de aluminio justo después de sacarlos del horno. Eso sí, ten cuidado de no quemarte!

 Información Nutricional

Los pimientos rojos son hortalizas en las que destaca la presencia de vitamina C, si bien el cocinado merma el contenido de este nutriente. En su composición abundan minerales como el potasio y el magnesio, nutrientes saludables para nervios y músculos, entre ellos el músculo del corazón. También son ricos en licopeno, el pigmento que les da el color rojo tan particular, y al cual se le atribuyen propiedades antioxidantes.
En cuanto al calabacín, es un alimento con un bajo valor energético gracias a su riqueza en agua. Además, es fuente de diferentes vitaminas y minerales, así como de sustancias con acción antioxidante. Está compuesto sobre todo por agua e hidratos de carbono y su consumo supone un aporte moderado de fibra. En cuanto a vitaminas, destaca la presencia de folatos y, si bien aporta pequeñas cantidades de vitamina C. Respecto a su contenido en minerales, destaca su aporte de potasio y pequeñas cantidades de magnesio y fósforo. Además, es un alimento fácil de digerir y con un ligero efecto laxante.
Por su parte, las anchoas son pescados azules, y como tales, destacan por su elevado contenido en ácidos grasos omega-3, los cuales nos protegen frente a las enfermedades circulatorias.

Datos nutricionales de las anchoas en aceite de oliva:

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina