El arroz y el pollo son dos alimentos básicos y con gran aceptación en la dieta mediterránea. Juntos forman el tándem perfecto para elaborar una rica paella.
400 gr. de arroz Brillante Sabroz
4 muslos de pollo
800 ml. de caldo de pollo
1 cebolla
1 diente de ajo
1 pimiento rojo
2 tomates maduros
1 taza de guisantes
1 hebra de azafrán
1 cucharadita de pimentón dulce
1 vasito de aceite de oliva
sal
Calorías 98 kcal / 100gr
Proteína 3.7 gr / 100gr
Grasa 3.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 10.6 gr / 100gr
Índice glucémico 25

La paella, en este caso paella de pollo, es uno de los platos clásicos de la cocina española y, por tanto, de la dieta mediterránea. Su base de arroz la convierte en un plato muy energético y saludable, bajo en grasas y que, además, goza de gran aceptación entre la mayoría de los comensales.

En este caso, vamos a cocinar una sencilla y rica paella de pollo con verduras que podréis preparar sin ningún problema para sorprender a vuestros comensales en un día de comida familiar o con amigos. Es el plato perfecto para compartir.

Paella de pollo

 Así lo cocinamos

¿Cómo hacer una paella de pollo? A continuación os explicamos paso a paso cómo cocinar esta paella con carne, de una manera fácil y rápida. ¡Manos a la obra!

  1. Para elaborar esta paella de pollo, comenzamos calentando el aceite de oliva en la paellera. A continuación, freímos los muslos de pollo limpios. Cuando estén doraditos, los retiramos de la paellera y, en el mismo aceite, sofreímos la cebolla y el ajo picados.
  2. Continuamos elaborando nuestra paella de pollo añadiendo el pimiento cortado en trozos. Rehogamos durante varios minutos.
  3. Después, añadimos el tomate rallado y continuamos con el sofrito hasta que se evapore el agua que suelta el tomate.
  4. Por último, incorporamos el pimentón, removemos para que se mezcle y, rápidamente, antes de que se pueda llegar a quemar el pimentón, echamos el caldo de pollo a la paellera, junto con el azafrán.
  5. Incorporamos también los muslos de pollo que teníamos fritos y los guisantes. Esperamos hasta que el conjunto comience a hervir.
  6. Tras este paso, es el turno del ingrediente principal de nuestra paella de pollo y verduras. Añadimos el arroz y mezclamos bien para distribuirlo por toda la paellera. Aprovechamos para poner también una pizca de sal.
  7. Esperamos de nuevo el punto de ebullición y bajamos el fuego, dejando cocer unos 20 minutos. Lo dejaremos que se cocine hasta que se evapore el caldo y el arroz quede suelto y tierno. Es importante que cueza por igual en todas las zonas de la paellera.
  8. Retiramos del fuego y dejamos reposar, cubriendo la paella de pollo con un paño o con papel de periódico, durante otros 10 minutos, antes de servir.

¡Y a comer! Ya tendríamos elaborada nuestra receta de paella con pollo. Se trata de un plato muy típico en nuestra tierra, con todos los sabores mediterráneos. También podéis elaborar esta receta de arroz con pollo y verduras.

 Trucos y Consejos para la paella de pollo

Además del pollo, podemos elaborar una paella de pollo y marisco, una combinación con un sabor exquisito.

 Información Nutricional

Los ingredientes principales de esta paella de pollo fácil son el arroz y el pollo. El primero, el arroz, es un cereal que en nuestra receta, nos aporta hidratos de carbono. Por tanto, estamos hablando de un alimento muy energético. Pero, ¿qué más puede aportarnos?

  • Proporciona energía: Como hemos comentado, dado que el arroz es abundante en carbohidratos, actúa como combustible para tu organismo y contribuye al buen funcionamiento del cerebro.
  • Previene la obesidad: El arroz no contiene grasas dañinas, colesterol o sodio y debería formar parte integral de una dieta equilibrada.
  • Mejora el metabolismo: El arroz es una excelente fuente de vitaminas y minerales como niacina, vitamina D, calcio, fibra, hierro, tiamina y riboflavina.
  • Impulsa tu salud cardiovascular: El aceite de salvado de arroz es conocido por sus propiedades antioxidantes que promueven la fuerza cardiovascular al reducir los niveles de colesterol en el cuerpo.

Por su parte, la carne de pollo nos proporciona proteínas, además de vitaminas tan importantes como la B12 y minerales como el hierro. Al ser una carne magra, incorpora al plato poca cantidad de grasa, siempre que la cocinemos sin la piel. De esta forma, los beneficios de los cuales nos aprovechamos al consumir pollo son los siguientes:

  • Aumenta los niveles de serotonina en el cerebro, mejorando nuestro estado de ánimo.
  • Ayuda en la lucha contra la pérdida ósea gracias a la inyección de proteínas que aporta al organismo.
  • El pollo es rico en fósforo, un mineral esencial que nutre a los dientes y huesos, así como a los riñones y el hígado.
  • Mantiene los vasos sanguíneos sanos, los niveles de energía altos, y el metabolismo quema calorías para que pueda manejar un peso saludable y nivel de actividad.

Como puedes ver, esta receta de paella de pollo es muy nutritiva, perfecta para niños y mayores. ¿Qué más se puede pedir?

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Dieta
Técnicas de cocina
Tipo de cocina