Puedes servir este pastel con una ensalada de lechuga variada o un poco de mayonesa.
400 gr. de salmón fresco
250 gr. de gambas
4 cucharadas de queso en crema
3 huevos
2 cucharadas de harina de maíz
3 cucharadas de leche
unas ramitas de eneldo fresco
1 cucharadita de ralladura de piel de limón
2 hojas de gelatina
aceite de oliva
sal y pimienta.
Calorías 191 kcal / 100gr
Proteína 20.6 gr / 100gr
Grasa 12 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Para los amantes del pescado, os dejamos esta receta de un exquisito y jugoso pastel. ¡Esperamos que os guste!

Pastel de salmón y gambas

 Así lo cocinamos

Limpiamos el salmón de piel y espinas y las reservamos. Picamos el pescado en trocitos pequeños y lo ponemos en un cuenco con el eneldo, el limón y una pizca de sal y pimienta. Mezclamos y dejamos reposar en la nevera.

Pelamos las gambas y reservamos también las cabezas. Las picamos y las añadimos al salmón.

Calentamos un par de cucharadas de aceite en una sartén y salteamos el salmón y las gambas, a fuego fuerte, durante cinco minutos. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Separamos las claras y las yemas de los huevos. Batimos las claras a punto de nieve y reservamos.

Batimos las yemas con el queso, la harina y la leche e incorporamos el pescado cuando se haya enfriado.

Unimos a esta mezcla las claras, mezclando con movimientos envolventes para que no se bajen.

Engrasamos un molde con mantequilla y lo rellenamos con la mezcla que hemos elaborado. Lo cocemos, al baño María, en el horno precalentado a 190 grados, durante 1 hora. Pasado ese tiempo, dejamos enfriar y desmoldamos.

Mientras tanto, ponemos la gelatina en agua fría y cocemos las pieles del salmón y las gambas con agua y una pizca de sal durante media hora. Colamos el caldo resultante y le añadimos la gelatina hidratada. Mezclamos hasta que se disuelva y la echamos por encima del pastel, ya desmoldado y metido en un recipiente algo más grande, para que quede hueco para la gelatina. Dejamos que se cuaje en la nevera y volvemos a desmoldar.

 Trucos y Consejos

Puedes servir este pastel con una ensalada de lechuga variada o un poco de mayonesa.

 Información Nutricional

El salmón es un pescado azul, semigraso, que aporta proteínas, minerales, vitaminas y ácidos grasos Omega-3. Esta grasa es muy beneficiosa para la salud, ya que contribuye a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina