La mezcla de aceite y anís es recomendable hacerla un día antes de elaborar la receta.
500 gr. de harina
100 ml. de aceite
200 ml. de agua
100 ml. de vino blanco
10 gr. de anís en grano
200 gr. de miel
un poco de sal
1 limón.

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Ocasiones especiales, y se suele servir a los comensales como Postre.

Los pestiños son unos dulces típicos de esta época. Vamos a ver cómo se preparan.

Pestiños bañados en miel

 Así lo cocinamos

Comenzamos colocando el aceite en un cazo al fuego con las bolitas de anís. uando esté caliente, retiramos y reservamos. Dejamos que se enfríe completamente.
Ahora colamos y mezclamos con 100 ml. de agua y el vino blanco. Añadimos un poco de sal gorda y vemos sumando la harina, poco a poco. Debemos ir removiendo hasta lograr una masa homogénea. Dejamos reposar. Estiramos la masa con un rodillo y cortamos en cuadrados. Para dar la forma de pestiño tan solo tendremos que doblar las puntas opuestas.
Freímos en aceite de oliva muy caliente. Elaboramos un almíbar calentando la miel, el agua y la piel del limón. Cuando quede una masa homogénea retiramos y dejamos que se enfríe. Bañamos en este almíbar los pestiños y ¡listos!.

 Trucos y Consejos

La mezcla de aceite y anís es recomendable hacerla un día antes de elaborar la receta.

 

 Información Nutricional

Estos dulces además de haberse elaborados con ingredientes altamente calóricos como la harina, el aceite o la miel, van fritos, por lo que el contenido calórico del mismo se va a ver incrementado. Por ello, las personas con diabetes o que sigan una dieta de control de peso deberán moderar su consumo.

 

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina