Deja de hacer el pollo como siempre y prueba con esta exquisita salsa de almendras
1 pollo
2 cebollas
5 dientes de ajo
2 rebanadas de pan frito
75 grs. de almendras
½ cucharadita de canela en polvo
1 ramito de perejil
1/2 cucharadita de pimienta en grano
harina
1 vaso de vino blanco
2 vasos de aceite de oliva
1 vaso de agua y sal.
Calorías 610 kcal / 100gr
Proteína 18 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 4.5 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Aves y caza y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Deja de hacer el pollo como siempre y prueba con esta exquisita salsa de almendras

Pollo en salsa con almendras

 Así lo cocinamos

Para comenzar a confeccionar el pollo con almendras, en una sartén con aceite de oliva freímos las rebanadas de pan. A continuación freímos también las almendras. Machacamos ambos ingredientes en el mortero junto con el perejil.
Limpiamos y troceamos el pollo. Lo pasamos por harina y lo freímos en el aceite anterior hasta que dore. Reservamos.
En una cazuela con aceite nuevo sofreímos las cebollas y los ajos. Agregamos el pollo junto con la mezcla del mortero, la pimienta, la canela, el vino y un vaso de agua. Dejamos cocer nuestro pollo con almendras a fuego lento durante una hora.

 Trucos y Consejos

Un poco de arroz blanco de acompañamiento hará el contrapunto ideal.

 Información Nutricional

El pollo es una fuente de proteína de alta calidad. Su valor calórico no es muy elevado, aproximadamente 165 kcal. por una ración de 100 grs. La grasa del pollo es una grasa monoinsaturada constituida básicamente por ácido graso oleico, y es visible y puede retirarse, así podemos eliminarla caso por completo reduciendo de esta manera su valor calórico, más aún si retiramos la piel, ya que aproximadamente la mitad de la grasa del pollo está contenida en su piel.
Existen múltiples formas de presentar y preparar el pollo, ya sea entero o cortado: alas, contramuslos, muslos, pechuga,… así como asado, a la brasa, cocido, guisado, estofado, frito, etc., también empleado para preparar caldos.
La pechuga de pollo es la zona más magra de la canal del pollo. Se trata de una carne tierna, blanca y ligeramente amarillenta. Presenta baja concentración de grasa y su contenido proteínico es alto.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina