Hoy aprendemos a cocinar pollo en salsa, un plato idóneo para cualquier ocasión. Lo primero que debemos hacer es limpiar el pollo.
1 pollo
2 cebollas
3 tomates
6 dientes de ajo
2 huevos
100 grs. de almendras tostadas
1 vasito de vino blanco
azafrán en hebra
pimienta molida
1 hoja de laurel
aceite de oliva
agua y sal.
Calorías 165 kcal / 100gr
Proteína 20 gr / 100gr
Grasa 5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Aves y caza y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Hoy aprendemos a cocinar pollo en salsa, un plato idóneo para cualquier ocasión. Lo primero que debemos hacer es limpiar el pollo.

Pollo en salsa con tomates

 Así lo cocinamos

Una vez limpio y troceado el pollo, lo freímos en una sartén con aceite de oliva. Reservamos.

En el mismo aceite freímos los ajos pelados pero enteros. Reservamos.

En el mismo aceite hacemos un sofrito con la cebolla y los tomates picados. Mientras, en un cacito con agua cocemos los dos huevos.

Colocamos el pollo en una cazuela, agregando el sofrito anterior. Rehogamos todo junto durante unos minutos.

Agregamos los ajos machacados, las almendras, el perejil picado, una hebras de azafrán, las yemas de los dos huevos cocidos desmenuzadas, la pimienta y la sal. Removemos y rehogamos todo un minuto más.

 

Agregamos el vino, el laurel y un vaso de agua. Y ya casi está nuestro pollo en salsa. Dejamos cocer a fuego lento durante tres cuartos de hora, o hasta reducir el caldo y el pollo esté tierno. Servimos el pollo en salsa caliente.

 

 Trucos y Consejos

Si queremos espesar la salsa del guiso, añadiremos media cucharadita de harina disuelta en agua caliente.

 Información Nutricional

El pollo es una fuente de proteína de alta calidad. Su valor calórico no es muy elevado, aproximadamente 165 kcal. por una ración de 100 grs. La grasa del pollo es una grasa monoinsaturada constituida básicamente por ácido graso oleico, y es visible y puede retirarse, así podemos eliminarla caso por completo reduciendo de esta manera su valor calórico, más aún si retiramos la piel, ya que aproximadamente la mitad de la grasa del pollo está contenida en su piel.

Existen múltiples formas de presentar y preparar el pollo, ya sea entero o cortado: alas, contramuslos, muslos, pechuga, … así como asado, a la brasa, cocido, guisado, estofado, frito, etc. también empleado para preparar caldos.

La pechuga de pollo es la zona más magra de la canal del pollo. Se trata de una carne tierna, blanca y ligeramente amarillenta. Presenta baja concentración de grasa y su contenido proteínico es alto.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina