Recetas

Revuelto de bacalao sobre jamón ibérico

Los huevos empleados en la elaboración del revuelto aportan proteínas de alto valor biológico, si bien también son fuente de grasa, colesterol y diferentes vitaminas y minerales.
200 gr. de jamón ibérico en lonchas
300 gr. de bacalao salado en tiras
8 huevos
2 pimientos verdes
1 cebolleta
aceite de oliva.
Calorías 162 kcal / 100gr
Proteína 12.6 gr / 100gr
Grasa 12 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.6 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Huevos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Los revueltos son elaboraciones muy rápidas de preparar y que siempre tienen éxito entre los comensales. El revuelto de bacalao que cocinamos hoy, además de estar delicioso, es perfecto para servir como aperitivo o como una cena ligera.

Revuelto de bacalao sobre jamón ibérico

 Así lo cocinamos

La noche anterior a la elaboración del revuelto pondremos el bacalao en un recipiente con agua fría dentro del frigorífico para desalarlo.
Al día siguiente, y con el bacalao ya desalado, cortaremos la cebolleta y los pimientos en juliana para sofreírlo todo en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando el sofrito esté bien pochado, añade el bacalao ya desalado y bien escurrido. Rehoga el conjunto durante un par de minutos y añade los 8 huevos batidos. Ve removiendo con suavidad hasta que el revuelto comience a cuajarse. Déjalo bastante jugoso, pues una vez servido continuará cuajándose.
Cubre el plato de presentación con las lonchas de jamón ibérico. Sobre éstas dispondremos el revuelto de bacalao.

 Trucos y Consejos

Ya que el bacalao y el jamón son dos ingredientes bastante sabrosos, evita la adición de sal al revuelto.

 Información Nutricional

Los huevos empleados en la elaboración del revuelto aportan proteínas de alto valor biológico, si bien también son fuente de grasa, colesterol y diferentes vitaminas y minerales.
El bacalao, al igual que cualquier pescado blanco, se caracteriza por su escaso contenido graso. Su consumo supone una fuente de alto valor biológico, así como de diversos minerales (potasio, fósforo, sodio, calcio y magnesio) y vitaminas del grupo B.
En cuanto al jamón, enriquecerá el revuelto con grasa y proteínas de gran valor biológico.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina