Un plato ideal y rápido para estos días de verano. Le encanta a todo el mundo.
1 manojo de espárragos (preferentemente silvestres)
1 cebolla
3 huevos
100 grs. de jamón serrano
1 vaso de vino amontillado
aceite de oliva y sal.
Calorías 21 kcal / 100gr
Proteína 2.2 gr / 100gr
Grasa 0.1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 2 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Huevos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Un plato ideal y rápido para estos días de verano. Le encanta a todo el mundo.

Revuelto de espárragos y jamón

 Así lo cocinamos

Una vez que hemos conseguido todos los ingredientes de nuestro revuelto de espárragos con jamón, en una cazuela freímos los espárragos troceados junto con la cebolla picada.

Cuando pochen, añadimos el vino y la sal. Dejamos cocer a fuego lento hasta que el vino se consuma.

Agregamos el jamón picado y los huevos batidos levemente. Mezclamos todo muy bien y rehogamos a fuego lento que el huevo cuaje. Servimos el revuelto de espárragos y jamón inmediatamente.

 Trucos y Consejos

Tomando como base los huevos y los espárragos, sustituye el jamón por cualquier otro embutido, como chorizo o bacon.

 Información Nutricional

La cosecha de espárragos se recoge en primavera cuando el espárrago tiene entre 15 y 20 centímetros de altura. Si bien la variedad de espárragos de color verde o espárrago triguero es la más común, existen otras dos variedades comestibles.

El espárrago blanco, con su sabor más delicado y una textura suave, crece bajo tierra para inhibir el desarrollo de su contenido de clorofila, lo que le da su color blanco característico. Se encuentra generalmente en conserva, aunque se pueden encontrar frescos en algunas tiendas gourmet.

La otra variedad comestible son los espárragos de color morado. Esta variedad de espárragos es mucho más pequeña que la variedad verde o blanca (por lo general sólo de 5 a 7 centímetros de altura) y cuenta con un sabor afrutado. También proporciona beneficios de los fitonutrientes llamados antocianinas que le dan su color morado. Con una cocción prolongada, el color morado puede desaparecer.

La importancia del espárrago triguero es tal que ayuda a mantener precisamente la línea gracias a su escaso aporte de calorías y a su alto contenido en fibra.

Los esparrágos trigueros cuentan con una gran cantidad de vitaminas: A, C, E, B1, B2 y B6. Tienen también minerales como el potasio, calcio, magnesio y fósforo. Cuentan también con una cantidad considerable de antioxidantes.

Los espárragos son muy utilizados como un remedio natural para limpiar la sangre, gracias a que cuentan con propiedades diuréticas por su gran contenido en potasio, a la vez que es ideal para combatir la retención de líquidos.

Son buenos para fortalecer la mente y para el sistema nervioso debido a su alto contenido en vitaminas del grupo B, y también sumamente positivos para aquellas personas que padecen de estreñimiento, al contener celulosa, una fibra soluble.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina