Acompaña estos rollitos con una salsa suave. Tendrás un original plato lleno de sabor.
250 gr. de lagarto ibérico
100 gr. de champiñones laminados
100 ml. de vino blanco
½ cebolla
1 diente de ajo
masa quebrada
75 gr. de jamón york
1 huevo
aceite de oliva
sal y pimienta
al gusto.
Calorías 34 kcal / 100gr
Proteína 4.2 gr / 100gr
Grasa 1.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.5 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

El fin de semana es buen momento de comidas con amigos: hoy te proponemos un plato original y exquisito elaborado con una carne de curioso nombre: lagarto ibérico.

 

Rollito de lagarto ibérico y setas

 Así lo cocinamos

Partimos el lagarto, en trozos. Salpimentamos al gusto y marcamos en la sartén con aceite de oliva a fuego fuerte. Bajamos el fuego y dejamos hasta que se haga bien la carne. Retiramos y sofreímos la cebolla y el ajo pelados y muy picaditos. Añadimos los champiñones bien limpios y picados. Removemos bien y añadimos el vino blanco.
Dejamos que el alcohol se evapore y dejamos unos minutos hasta que los champiñones se hagan bien. Cuando estén casi listos, añadimos el jamón york picado. Descongelamos la masa quebrada y ponemos en su interior una cucharada de las setas y el jamón york.
Encima, colocamos un trozo de carne. Enrollamos la masa quebrada. Pintamos con un huevo batido y cortamos el rollo en trozos de no más de dos centímetros de grosor. Introducimos en el honro y dejamos unos 10 minutos a 200 grados.

 Trucos y Consejos

Acompaña estos rollitos con una salsa suave. Tendrás un original plato lleno de sabor.

 Información Nutricional

El lagarto es la pieza del cerdo que se extrae del espinazo una vez que se ha sacado el lomo. Es rico en proteínas.
Los champiñones son una estupenda fuente de fósforo, vitamina B2 y proteínas, aunque hay que decir que estas últimas contienen purinas, por lo que se debe moderar el consumo de estas setas en caso de padecer hiperuricemia o gota. Destaca su alto contenido en agua, por lo que se trata de un alimento hipocalórico, siempre y cuando no se cocinen fritos.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina