Para darle un toque único al salmorejo, cuando lo sirvas riégalo con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
6 tomates medianos
1 diente de ajo
pan del día anterior
aceite de oliva
sal y vinagre. 1 huevo duro y jamón en taquitos. ½ kg. de atún
sal
1 limón.
Calorías 23 kcal / 100gr
Proteína 0.8 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 3.5 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Sopas y cremas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Primavera / Verano, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

El salmorejo es uno de los platos más apetecibles en esta época del año. Si lo acompañamos con otros alimentos, como el atún, tienes un menú completo de un solo bocado.

Salmorejo con atún

 Así lo cocinamos

Preparamos primero el salmorejo para que se enfríe: pelamos los tomates y los cortamos retirándoles las pepitas. Pelamos y picamos el diente de ajo y lo mezclamos con el tomate.
El pan del día anterior lo dejamos en remojo unos minutos. Escurrimos y añadimos al tomate y al ajo. Repartimos sal, al gusto.
Vertemos un buen chorreón de aceite de oliva y otro de vinagre y trituramos el conjunto con la batidora hasta alcanzar la textura deseada. Rectificamos de sal. Introducimos en la nevera.
Ahora, preparamos el atún. Lo cortamos en tacos medianos. Salamos al gusto y aliñamos con un chorreón de limón. Dejamos unos minutos y, en una plancha, con unas gotas de aceite de oliva, lo pasamos.
Damos la vuelta y retiramos al poco, para que quede un poco crudo por dentro. Servimos el salmorejo. Colocamos el atún encima. Repartimos el huevo duro por los platos así como los taquitos de jamón.

 Trucos y Consejos

Para darle un toque único al salmorejo, cuando lo sirvas riégalo con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

 Información Nutricional

El salmorejo presenta un aporte importante de hidratos de carbono y proteínas gracias al protagonismos en esta receta de los tomates y del pan. Además, el aceite utilizado aportará grasa, haciendo de éste un plato nutritivo, equilibrado y 100 por 100 mediterráneo. Por su parte, el atún, es un pescado azul que posee un 15% de grasa, lo que lo convierte en un pescado graso. Pero se trata de una grasa rica en ácidos grasos Omega-3, que ayuda a disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos en sangre. El atún es también rico en vitaminas y minerales.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina