El acompañamiento ideal para este plato pueden ser unas patatas panaderas.
4 raciones de solomillo de ternera o de cerdo
300 gr. de queso de Tresviso
1 vasito de nata líquida
1 cucharada de harina
50 gr. de mantequilla
pimienta y sal.
Calorías 103 kcal / 100gr
Proteína 20 gr / 100gr
Grasa 2.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Una sencilla pero deliciosa receta es lo que os proponemos ahora para preparar un suculento solomillo.

Solomillo al queso de Tresviso

 Así lo cocinamos

Derretimos la mantequilla en un cazo y añadimos la harina. Mezclamos bien con cuidado de que no se queme. Troceamos el queso y lo incorporamos a la mezcla, removiendo para que se funda y se integre. Incorporamos también la nata y continuamos removiendo, hasta obtener una crema homogénea. Salpimentamos al gusto y reservamos.

Salpimentamos los solomillos y los hacemos a la plancha, unos tres minutos por cada lado, para que queden jugosos.

Servimos los solomillos con la salsa y espolvoreamos con un poco de perejil picado.

 Trucos y Consejos

El acompañamiento ideal para este plato pueden ser unas patatas panaderas.

 Información Nutricional

La ternera es una carne magra, por lo que se suele incluir en la mayoría de dietas de adelgazamiento. En especial, el solomillo es una parte del animal muy limpia de grasas. De la composición nutricional de esta carne destaca su aporte de proteínas de alto valor biológico, vitaminas del grupo B y minerales como el hierro y el zinc.

La salsa es la parte más calórica de este plato, al estar elaborada con mantequilla, queso y nata.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina