Sencilla, rápida, ligera,... qué más se le puede pedir a una sopa de pescado. Atrévete con esta receta.
½ kg. de merluza o pescado blanco
1 patata
1 cebolla
1 tomate
3 zanahorias
3 dientes de ajo
1 ramita de perejil
zumo de ½ limón
aceite de oliva
2 l. de agua y sal.
Calorías 64 kcal / 100gr
Proteína 12 gr / 100gr
Grasa 1.8 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Sencilla, rápida, ligera,… qué más se le puede pedir a una sopa de pescado. Atrévete con esta receta.

Sopa de pescado blanco

 Así lo cocinamos

En una olla ponemos todos los ingredientes para elaborar la sopa de pescado en crudo, previamente lavados y pelados, pero sin trocear. Añadimos sal, un chorreón de aceite y el agua (que debe cubrirlos). Cocemos a fuego lento durante una hora.

Pasado este tiempo extraemos el pescado y las hortalizas. Pasamos por la batidora el perejil, la cebolla, el tomate y los dientes de ajo; picamos el pescado, las zanahorias y la patata. Una vez hecho esto, volvemos a introducirlo todo en la olla. Dejamos cocer diez minutos más y servimos.

 Trucos y Consejos

Si la deseamos más consistente, podemos añadirle a la sopa de pescado fideos o arroz.

 Información Nutricional

El pescado es un alimento que, en ocasiones, olvidamos incluir en nuestra alimentación diaria sin recordar que es muy completo tanto en su parte nutricional como por sus propiedades curativas.

El pescado aporta gran cantidad de proteínas de elevada calidad biológica, superior a la de la carne roja e incluso puede ser mejor digerida que ésta no sólo por sus grasas (polinsaturadas), sino también por tener una menor cantidad de tejido fibroso lo que facilita su fragmentación y digestión.

Por ello, se recomienda su consumo especialmente en los casos de los ancianos y niños.

Además, contiene pocos hidratos de carbono (menos del 2%), pero, en cambio, tienen una gran cantidad de minerales (fósforo, calcio, yodo, flúor y hierro) y vitaminas (A, D, E y del grupo B), éstas, junto con el hierro, se encuentran en mayor proporción cuanto más graso es el pescado. Sin embargo, resulta conveniente recordar que la grasa del pescado es cardiosaludable al contrario de las carnes rojas.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina