La fresa es rica en vitamina C y flavonoides. Estos últimos son los pigmentos que le confieren su característico color rojo
Para la tarta de queso: 3 huevos, 100 gr. de azúcar, 350 gr. de queso Philadelphia, 250 gr. de queso Quark, 100 gr. de mantequilla fundida y fría, 50 gr. de harina. Para las fresas confitadas: ½ kg. de fresas, 200 gr. de azúcar.
Calorías 35 kcal / 100gr
Proteína 0.8 gr / 100gr
Grasa 0.4 gr / 100gr
Hidratos de carbono 5.5 gr / 100gr
Índice glucémico 25

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Las tartas son siempre un éxito asegurado a la hora de ofrecer un postre o una merienda especial a tus invitados. La que hoy hemos preparado es de queso y fresas, todo un deleite para la vista y el paladar.

Tarta de queso y fresas

 Así lo cocinamos

La tarta de queso: Monta los huevos con el azúcar en una batidora con varillas hasta obtener una mezcla bien espumosa.
Une los dos tipos de queso e incorpora al preparado anterior, mezclando mediante movimientos envolventes.
Ahora añade la mantequilla y, finalmente, la harina.
Engrasa y enharina un molde para tartas y vierte la mezcla obtenida.
Hornea a 170º durante aprox. 20 min.

Las fresas confitadas: Lava bien las fresas, retírales el pedúnculo y córtalas por la mitad. Ahora colócalas en un bol con el azúcar y mezcla con cuidado. Tapa el bol con film transparente y colócalo al baño María hasta que el azúcar se disuelva en los jugos de las fresas y éstas queden bien tiernas.

Una vez tengamos la tarta de queso horneada, cubre la superficie de ésta con las fresas confitadas, disponiéndolas de manera decorativa.
Por último, “pinta” las fresas con el almíbar que ha quedado en el bol y reserva en el frigorífico para consumir la tarta bien fría.

 Trucos y Consejos

Si quieres potenciar el sabor de las fresas, añádeles unas gotitas de vinagre balsámico junto con el azúcar.

 Información Nutricional

La fresa es rica en vitamina C y flavonoides. Estos últimos son los pigmentos que le confieren su característico color rojo. Esta fruta es además muy rica en fibra y distintos minerales, como el potasio.
El valor calórico de este postre es elevado, debido a la presencia de alimentos grasos y a la cantidad de azúcar empleada.
Está desaconsejado por lo tanto para las dietas bajas en calorías o de restricción lipídica, así como para las personas diabéticas, ya que el azúcar es fuente de hidratos de carbono sencillos.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina