Un dulce nutritivo con el que nunca se falla.
2 tarrinas de queso en crema
5 huevos
1 brik de 200 ml. de nata
200 grs. de azúcar
2 sobres de cuajada
Calorías 321 kcal / 100gr
Proteína 5.5 gr / 100gr
Grasa 22.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 25.5 gr / 100gr

Hoy recuperamos uno de los postres más sencillos de elaborar: la tarta de queso casera, un dulce cuyo origen puede que se remonte a la antigua Grecia y Roma. Sea como fuere, la tarta que ha llegado hasta nuestros días, supone un bocado delicioso, en la mayoría de las ocasiones, cremoso y que se presta a múltiples acompañamientos como frutas, mermeladas o frutos secos.

Aunque existen infinidad de variedades, hoy vamos a preparar una tarta de queso casera clásica y tradicional. Emplearemos el horno y pocos ingredientes. El éxito está asegurado.

Vamos a ver esta receta de tarta de queso.

Tarta de queso casera

 Así lo cocinamos

Lo primero que debemos hacer es precalentar el horno a 180 grados. Mientras se va calentando preparamos el resto de ingredientes.

En realidad es sencillo: sólo tenemos que echar todos los ingredientes en un recipiente hondo y los mezclamos hasta que quede una masa homogénea.

Con un poco de mantequilla, engrasamos el molde que vayamos a emplear (recomendamos uno redondo de unos 24 cm. de diámetro).

Ahora, vertemos en el molde la masa homogénea que teníamos y horneamos unos 35 minutos.

Cuando la superficie comience a dorarse, apagamos el horno y dejamos la tarta unos 5 minutos dentro del horno reposando.

Pasado ese tiempo, sacamos del horno y dejamos que la tarta de queso se enfríe.

Para que esté más sabrosa, te recomendamos que dejes de un día para otro esta tarta.

Es hora de los toques finales: puedes decorarla con aquellos ingredientes que más te gusten. Ya sólo queda disfrutar de esta tarta de queso casera, así que cubiertos en mano y ¡a disfrutar!

En Gurmé también te explicamos cómo hacer masa de tarta casera para elaborar cualquier dulce y rellenarla de lo que más te guste. ¡Pruébala!

 Trucos y Consejos

Si quieres, puedes poner en la base de la tarta una mezcla elaborada con galletas trituradas y mantequilla. Así tendrá una base crujiente que contrastará con la cremosidad del resto de la tarta.

 Información Nutricional

Esta deliciosa receta tarta de queso se ha elaborado con ingredientes grasos y calóricos como la nata, el azúcar o el queso.Por ese motivo, el valor energético de este postre es elevado. Por ese motivo, no se debe abusar de la tarta de queso que, además, está desaconsejada para las dietas bajas en calorías o de restricción lipídica, así como para las personas diabéticas.

Lo bueno: que la repostería casera es más nutritiva y saludable que la industrial.

El queso empleado va a aportar valor nutritivo por ser una importante fuente de calcio, proteínas y grasas.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Técnicas de cocina
Tipo de cocina