Reportaje Córdoba

Oloroso Marqués de Poley: Revestido de elegancia

Por José Ignacio Santiago,

A nadie se le escapa que hablar de Toro Albalá es hablar de innovadores diseños de etiquetas y packaging. En este caso se ha renovado la imagen de la gama Marqués de Poley, dotándola de una mayor elegancia que ayuda a posicionar la calidad del vino que contiene y que vista también la mesa que la adopte para su consumo.

Este oloroso tiene una vejez de unos 15 años, en una permanente crianza oxidativa, aunque la definición de vino generoso indica que tiene que tener algo de crianza bajo velo de flor. Esto sucede en los olorosos en su primer estadío en las tinajas, hasta ser llevadas a las botas, en la última de las criaderas de olorosos, con o sin añadido de alcohol para evitar la formación del velo y que el oxígeno haga su trabajo sin que nadie lo consuma. Con la misma finalidad también jugamos con llenar las botas hasta arriba para no dejar superficie para el velo, y colocar las botas en zonas más calurosas y frías para no colaborar con un clima de confort para las levaduras.

poleypeq
Marqués de Poley es un vino de color caoba oscuro, con ribetes oro viejo, muy luminoso y atractivo visual, con lágrimas lentas en su descenso. En fase olfativa directa, destaca sobre todo la intensidad de la madera de roble americano, de las que aunque tengan una edad, extraen aromas nobles de toffee, ahumado, vainilla, y le acompaña los aromas de la Pedro Ximenez oxidada, es decir, frutas de hueso maduras, dulzonas, aunque no llegan a la pasificación. El alcohol aparece, aunque no molesta.
En boca, es un oloroso de un buen paso, suave, no astringente y con una marcada sensación salina. La madera vuelve a aparecer en un amargor persistente que da complejidad y persistencia aromática con aromas nobles. En mi particular lucha con llevar estos vinos a la mesa, he seleccionado este magnífico vino para que a unos 13-14 ºC que acompaña a los pavos trufados, solomillos de ternera, rabo de toro,…o también con un atún o con salteados de setas con las que hace una agradable combinación…Y si hay consomé de primero, ¡echen un chorrito! Desde Poley, antiguo nombre de Aguilar, Antonio Sanchez, sigue firmando sus vinos que con gran maestría elabora.

  • Valoración:
  • Presentación: 10
  • Aroma: 8
  • Sabor/ Armonía: 8

Dónde comprarlo: Avenida José Solís, 71

Vinoteca Gualdavinos (Avenida del Aeropuerto)
Bodegas Juan Pavon (C/Sagunto, 69)
Precio en tienda: 10 – 12 euros aprox.