Reportaje Córdoba

Bares y restaurantes de Córdoba con terraza abierta en la Fase 1

Por Rocío Górriz,

Bares y restaurantes de Córdoba con terraza abierta en la Fase 1

La nómina no es demasiado amplia aún, pero las calles de Córdoba van animándose gracias a la apertura de las terrazas de algunos establecimientos. Bien es verdad que en la Fase 1 de la desescalada se han animado a hacerlo, sobre todo, bares, cafeterías e incluso heladerías muy por encima de restaurantes propiamente dichos. Un buen ejemplo son las zonas exteriores de la cadena de Pastelerías Roldán que con gran éxito están funcionando a lo largo  ancho de toda la ciudad: su variedad de dulces, tartas, bocadillos, cafés y helados son ya una institución local en el momento del desayuno o la merienda.

Uno de los más esperados por los aficionados a desayunar por la zona de Colón es Cafetería Puerto Rico (Calle Reyes Católicos, 12), donde poder degustar viendo la vida pasar tostadas, cafés, infusiones, zumos y algo de bollería. También lo ponen para llevar.

Bastante es la oferta de Novo Cocktail Bar (Calle Camino de los Sastres,7). En este tienen una amplia gama de licorería así como meriendas, gofres,  batidos, helados y cócteles. También cuentan con cervezas de importación. Además,  todas las consumiciones van acompañadas de tapa gratis a elegir.

Junto al Caimán de la Fuensanta se encuentra La Taberna de la Abuela (Plaza Santuario de la Fuensanta), en cuya terraza, además es posible disfrutar de los Caracoles  La Magdalena. Al margen de este producto de temporada, de sus cocina sale gastronomía 100% cordobesa. Con especial maestría elaboran las berenjenas fritas, el flamenquín, los calamaritos a la plancha y el perol cordobés. Además, entre semana tienen menú del día, que se puede tomar allí, pedir para llevártelo o para que te lo lleven a domicilio.

En cambio, a quienes les apetezca reponer fuerzas por el centro de la ciudad, bien puede tomar algo en la Taberna Entrecalles (Calle García Lovera, 2). Son muy populares sus desayunos y tapas entre quienes trabajan por la zona. Y su variedad de molletes rellenos de embutidos, jamón, queso y tortilla de patatas hacen que saltarse la dieta merezca la pena.

En la Calle de María La Judía, 16,  Bar Cervecería Los Chopos ha reabierto su terraza desde el pasado 11 de mayo. Ofrecen en sus servicios de comida,  gastronomía local y de inspiración mediterránea. También sus molletes han hecho las delicias de sus clientes durante años, al igual que sus platos más tradicionales: flamenquín, salmorejo, pescaíto frito o solomillo ibérico. Aunque también han incorporado retazos moderno en forma de croquetas de gulas o croquetas de arroz negro con ali-oli. También merece la pena probar sus ibéricos y selección de conservas. Al margen, sirven helados, cafés y cócteles.

Apenas separados por unos metros está Tellus (Calle María La Judía, 1). El restaurante de Antonio López tiene su terraza preceptivamente funcionando al 50% y ha readaptado su carta basada en el respeto a la materia prima, la temporalidad y los sabores de la tierra al servicio a domicilio y al take away.

Otro gastronómico de la ciudad es Cocina 33 (Paseo de la Ribera, 24), que también ha dispuesto unas cuantas mesas a la puerta. La vuelta al mundo con raíces cordobesas del chef David Carrillo se puede tomar allí mismo, llevar a casa o pedir por teléfono para que te lo sirvan a domicilio.

El Envero (Calle Teruel, 21) vuelve a abrir su zona exterior para que sus habituales puedan degustar la cocina de Víctor Corchado, un cocinero apasionado por el respeto al producto y sus matices, que reinterpreta con maestría las técnicas con más solera.

Igualmente lo hace Equis Neotasca (Claudio Marcelo, 6) para seguir haciendo gala de su cocina canalla y de fusión que ya ha descolocado a media Córdoba de placer. Además, tendrá algunas de las paellas y risottos de su «hermano mayor», Al Grano Arroces y Más.

Hasta el 18 de mayo habrá que esperar para volver a sentarse en el patio o en la terraza del Restaurante Puerta Sevilla y dar buena cuenta de las especialidades de los chefs Rafa Martínez y Toni Requena ¡Mejor reservar para asegurarse una buena ración de sus inimitables berenjenas fritas o algunos de sus tartares de ensueño!

En la Avenida de Rocío Dúrcal, 6, está ubicado Bar El Repiqueto. Este mesón es una magnífica opción para quienes busquen tranquilidad y alejarse del mundanal ruido propio del centro de la ciudad, bien sea para tomar un bocado o una copa. Revueltos, salmorejo, berenjenas, flamenquines  y todo tipo de comida casera y sencilla para llevar o bien disfrutar allí mismo.

Para quienes recalen en el barrio de Zoco está La Gitana Loca (Calle Manuel Fuentes Bocanegra, 3), un lugar muy agradable ya sea para desayunar o bien tomar una cerveza que presumen de servir bien fresquita. Disponen de servicio de restauración de la mañana a la noche en un ambiente muy divertido.