Reportaje Córdoba

Las berenjenas fritas más ricas de Córdoba se comen en…

Por Rocío Górriz,

Las berenjenas fritas son, por derecho propio, uno de los mejores embajadores de la gastronomía cordobesa. Sin embargo, encontrar unas berenjenas crujientes, con el punto perfecto de fritura y de sal y sin exceso de aceite no resulta nada fácil. De los cientos de locales donde las sirven, pocos bordan esta receta. Las de Puerta Sevilla (Calle Postrera, 51) tiene legión se seguidores propios. Y se diferencian de otras existentes en el mercado por ser súper finas (3,5 mm de grosor), muy largas y con una fritura no muy prolongada.

berenjenaspuertasevillapeq

Exactamente iguales las hacen en la Taberna La Viuda (Calle San Basilio, 52), perteneciente también al grupo hostelero liderado por Alberto Rosales. Salen a sala sobre papel especial y con la miel aparte para que cada comensal decida el punto de dulzor.

berenjenaslamontillana

Algo diferentes son las que sirven en Taberna La Montillana (Calle San Álvaro, 5). Crocantes y un poquito más gruesas que las anteriores. En este caso salen ya con de cocina con la miel por encima y taquitos de queso de cabra.

 

Berenjenas fritas casa pepe la judería

Sello propio, ya que son abuñueladas, tienen también las de Casa Pepe de la Judería (Calle Romero, 1). En este emblemático local del casco histórico también las acompañan del toque de miel de caña.

El Grupo La Siesta dispones de tres locales en la capital (Ribera, Espartería y María La Judía) y en todos ellos es posible degustar este manjar en su versión más clásica.

Más que exquisitas resultan las que elaboran en La Taberna de la Abuela, en la Plaza de la Magdalena. El corte artesano y un aceite extremadamente limpio y renovado es el secreto de su éxito.

berenjenaslatinaja

Otras de las decanas de la ciudad son las que ofertan en la céntrica Taberna Góngora (Calle Condes de Cabrera, 4). Y no muy lejos de allí, los parroquianos se arremolinan en barra y mesa para degustar las que salen de los fogones de Casa El Pisto (Plaza de San Miguel, 1).

En la lista de los clásicos están las del Mesón Los Lobos (Plaza San Ignacio de Loyola, 4), que se pueden pedir por raciones o medias raciones. Apenas a unos metros están las que incluye la carta de Bar Pataya (Plaza San Ignacio de Loyola, 6)

Más vanguardistas resultan las que ponen en La Tinaja (Paseo de La Ribera, 12), más largas y anchas que las que normalmente elaboran en otros establecimientos pero igualmente crujientes y jugosas. Muy diferentes resultan las de Taberna San Cristóbal (Calle Rodolfo Gil, 4), que se caracterizan por su corte redondo y delgado y un rebozado más contundente.

 

berenjenassancristobal