Reportaje Córdoba

En busca de los churros con chocolate más irresistibles de Córdoba (II)

Por Rocío Górriz,

Más allá de las modas foodie, los churros con chocolate siguen siendo un éxito tanto a la hora del desayuno como de la merienda. Especialmente durante los fines de semana, los locales de Córdoba se llenan de público deseoso de degustar una buena ración de porras o de churros (conocidos más popularmente como jeringos en la zona). Los vecinos de cada barrio tienen sus favoritos pues la ciudad está salpicada de establecimientos que no defraudan en su tentadora oferta.

nebraska3w

Nuestra primera parada es en la Cafetería Nebraska. El chocolate con churros de esta céntrico local ha pasado a formar parte de la liturgia de la merienda en muchas familias, que también acuden al local a la llamada de sus famosas tortitas. Y si son acompañadas de un chocolate humeante, mejor que mejor.

(Pasaje de El Corte Inglés de Ronda de Tejares)

don-pepe-cordoba

No muy lejos de allí está la Cafetería Don Pepe. Más de 30 años como referencia: los churros del Don Pepe son los de toda la vida y de ahí su éxito. Amasado cada mañana, fritos con el aceite en su punto, para que no lo absorban.

Para el que quiera madrugar, debe saber que en Don Pepe le esperan desde las seis y media de la mañana.

Diego de León, 6

Otros de los clásicos más populares de la ciudad es la Churrería El Pilar

Sus churros son una receta clásica elaborada con harina, masa madre, aceite y sal y moldeada con los palos de siempre. Una churrería familiar que vela por cuidar la tradición en la elaboración de este producto, que se puede acompañar del clásico chocolate o de un café para recargar pilas.

Avenida de Barcelona, 20

churros-mari-paz

En la Plaza de la Corredera, la dela Churrería Mari Paz es una de las terrazas más llenas. Desde 1993, en un pequeño local, que fue en sus tiempos un anticuario, se ofrecen unos de los mejores jeringos y churros de Córdoba. Una receta única que se puede degustar en la terraza que ocupa en la impresionante plaza castellana, uno de los iconos turísticos de la ciudad. Chocolate artesanal, café, tartas, pastel cordobés y sandwiches. El precio es también uno de sus mayores atractivos.

Plaza de la Corredera, 5

Los vecinos del barrio de Santa Rosa saben dónde encontrar unos churros de calidad. En Churrería Macape, desde hace 35 años, sirven unas porras que tienen su punto de crujiente y su grasa justa para no resultar pesadas.

La receta no ha variado en estos treinta años desde su apertura con una clientela fija que puede elegir entre llevarlos a casa o tomárselos en el propio local.

Calle Comandante Velázquez, 3

churreriasalinas

Igualmente imprescindible para los puristas del churro es Churrería Tere (Avenida de Rabanales, 22), que lleva dando desayunos y meriendas a los cordobeses desde 1979 en el barrio de La Viñuela. Desde entonces elaboran tanto churros como porras. El barrio de Fátima tiene un digno representante en Churrería Alcazaba (Historiador Jaén Morente, 12). 

La Churrería Salinas (Avenida Campo de la Verdad, 1) está ubicada en las inmediaciones del recinto de El Arenal. Una buena opción para reponer fuerzas al regreso de una noche de feria que se prolonga hasta el alba. Ahora bien, sólo abren sábados y domingos por la mañana.

Otras opciones más que apetecibles son los churros que sirven en Café Olé (Av. Gran Vía Parque, 25) en la zona de Ciudad jardín o en la

Taberna Azahar (Calle Escritor Carrillo Lasso, 4,) en el barrio de Levante