Reportaje Córdoba

¿Dónde cenar antes de una sesión de cine de verano en Córdoba?

Por Rocío Górriz,

El próximo día 19 de junio comenzará oficialmente la temporada de cine de verano en Córdoba. Su horario nocturno es una magnífica excusa para salir a cenar antes de disfrutar de los últimos estrenos en la gran pantalla.

Sin duda, el cine más conocido de la ciudad es el Fuenseca (Plaza de la Fuenseca). Desde 1943 es una cita ineludible durante los meses de más calor para los amantes del séptimo arte. Muy cerca están Taberna La Cuarta (Calle Capitulares, 8), Taberna Salinas (Calle Tundidores, 3) y Kurtuba Gastrobar (Calle Capitulares, 12). Frente al Ayuntamiento se ubica

Taberna La Cuarta, en pleno Capitulares. En su carta no faltan los mejores ibéricos del Valle de los Pedroches, tanto en forma de embutidos y chacinas, como en magníficos cortes de carne como solomillos, chuletones o entrecotes. Su oferta de pescado también es bastante completa, aunque destaca especialmente el lomo de atún rojo de almadraba y el choco a la plancha.

Imprescindible probar sus frituras, ensaladas, revueltos y tostas. 

Otro de los clásicos de la zona es Taberna Salinas. Platos sin grandes pretensiones y de profundas raíces locales, ya que de lo que se trata es de continuar con la tradición. Espectacular su salmorejo, cuyo secreto está en una materia prima de primerísima calidad, tratada con mimo, eso sí. Otras especialidades de esta casa son el rabo de toro, las berenjenas con miel de caña, las croquetas del cocido o el flamenquín.

En Kurtuba Gastrobar ofrecen auténtico cochifrito ibérico del Valle de los Pedroches. Ciertamente, la oferta es muy variada:entrantes, ensaladas, revueltos, tostas y especialidades como el codillo asado, el pastel de rabo de toro o los chanquetes con asadillo y huevo frito.

 

elpatronpeq

Quienes prefieran acercarse al Cine Olimpia (Calle Zarco, 14) pueden darse un festín previo en el Rincón de las Beatillas (Plaza de las Beatillas). Un lugar de los de siempre y con sabores de los de siempre, donde hacen de lujo los platos propios de la gastronomía local como el flamenquín, salmorejo o berenjenas fritas. También merece la pena probar su pecaíto frito. Bordan la carne de monte, el rabo de toro, el cochinillo y el cordero.. Para acompañar la cerveza, recomiendan probar las japutas en adobo o las ancas de rana.

Si nos adentramos un poco más en el barrio de San Lorenzo, podemos disfrutar de una buena película en el Cine Delicias ( Calle Frailes, 10). Una visita previa a Sociedad de Plateros María Auxiliadora (Calle María Auxiliadora, 25) completará una noche perfecta a base de cualquiera de sus especialidades de bacalao, ya sea frito, en salsa o en forma de cremosas croquetas. Su salmorejo es una de las mejores armas para combatir el calor del verano cordobés. Lo mismo ocurre con la ensalada de naranja y bacalao.

Por su parte, el Cine Coliseo San Andrés (Calle Fermín Pérez de Oliva, 6) es uno de los más antiguo de España, desde que abrió sus puertas en 1935. No muy lejos de allí se ubica uno de los clásicos de los italianos de la ciudad: Pizzería El Patrón (Calle Enrique Redel, 3). De su cocina salen exquisitos platos de pasta elaborados con productos naturales a manos de sus cocineros. Así como deliciosas pizzas, ensaladas y pescados. Sus postres también son caseros, entre los que destacan sus tartas variadas y flanes.

cosso

El más moderno de todos ellos es el Cine Plaza de Toros. En la misma Plaza está la Taberna Cosso. Pertenece al grupo de restauración La Carbonería y está especializada en tapas propias de la tierra. Sus clientes se pierden por su japuta en adobo, ensalada de la huerta y flamenquin de salmon y Philadelphia,  calamares fritos, rabo de toro, croquetas, lagartillo o bacalao entre otros. 

No obstante, si preferimos comer fuera de las instalaciones lo mejor es acudir a locales tan típicos como Restaurante Moriles Pata Negra (Calle Antonio Maura, 21) y Taberna San Cristóbal (Calle Rodolfo Gil, 4)

En el primero destacan sus carnes a la brasa y los platos tradicionales cordobeses como el tradicional flamenquín de jamón serrano, el salmorejo, las berenjenas a la miel, el rabo de toro o loscogollos con ajitos. También trabajan con tino el pescaíto frito.

Por su parte, la Taberna San Cristóbal trabajan las manitas, el rabo de toro, la sangre encebollada, los callos… cuchareo de toda la vida. También destacan sus berenjenas fritas, cortadas en redondo, y las anchoas en salazón, el acompañamiento perfecto a la caña fría