Reportaje Córdoba

¿Dónde puedes comer las mejores alcachofas de Córdoba?

Por Rocío Górriz,

Aunque la alcachofa normalmente es conocida por ser un fruto de invierno, su recolección comienza ya el próximo mes de octubre.

Tanto por su punto óptimo de maduración como por su buen precio, es la época ideal para sacarle el mayor partido ya sea en salsa, a la romana, fritas, al horno o guisadas. Nuestra ciudad está repleta de lugares que apuestan por la cocina de temporada y ofrecen este manjar durante los próximos meses. Uno de los lugares de referencia es la Sociedad de Plateros María Auxiliadora, donde sirven un cremoso plato de alcachofas al Montilla-Moriles con taquitos de jamón. Además, se puede optar por su versión para veganos, celiacos o alérgicos a la lactosa.

En la céntrica Cervecería La Gloria, próxima al Templo Romano, las elaboran salteadas. Lo mejor es acompañarlas con una cerveza bien fría pues allí las tiran como en pocos sitios en la ciudad.

Otro de los lugares de referencia para comer unas buenas alcachofas al Moriles es la Taberna El Cordobán, uno de los locales más míticos de la Avenida del Gran Capitán.

Deliciosas son, igualmente, las alcachofas a la cordobesa de Astoria Casa Matías. Es una de las especialidades de la casa, como el guiso de cardos, las espinacas o los cocidos.

La Taberna Casa Tollín es una de los pocos establecimientos que tiene en su carta las alcachofas confitadas con una cecina de vaca.

Ya en la zona de Avenida del Aeropuerto, encontramos Pura Cepa, que ofrece unas originales alcachofas guisadas con gambas.

Fuera de la capital, podemos degustarlas en la Peña Flamenca La Soleá, de Palma del Río, donde en pleno invierno hay auténticas peregrinaciones en busca de sus potajes, cocidos, fabes o habichuelas.

En  el municipio de Puente Genil también es posible deleitarse con unas, sin duda, de las mejores versiones de la alcachofas. No en vano Casa Pedro cuente con las recomendaciones de la Guía Michelín desde hace varios años, y la BIB Gourmand, entre otras distinciones.