Reportaje Córdoba

En línea recta: los mejores sitios de comida para llevar en Córdoba de la Torre Malmuerta a Carlos III

Por Alfredo Martín-Gorriz,

Pocas zonas de la ciudad han contado con una transformación en tan poco tiempo. Hace unas décadas, menos de las que podemos esperar, la avenida de las Ollerías (durante mucho tiempo Obispo Pérez Muñoz) era un camino de tierra. En las fotos antiguas se ve transitado por hombres a lomos de burros. Quizá sea el influjo de la torre Malmuerta, monumento con historia de leyenda que llegó a albergar en 1951 un museo sobre los cordobeses en la conquista de América del que apenas existen datos. ¿Sabían que hoy día a su lado hay unos pequeños jardines dedicados al fundador de los scouts, Robert Stephenson Smyth Baden-Powell? Y es que la torre también albergó a la sede de los exploradores de Córdoba, los inicios de dicho movimiento en la ciudad. Durante los años 60 muchos cordobeses recuerdan a un aficionado a ser policía municipal…al que le dejaban dirigir el tráfico. Parece ser que no fue admitido por su altura. Era natural de Huerta de la Reina. La calle albergó una fábrica de Carbonell, de la que queda el conocido chimeneón, y hace 16 años, en unas obras, ofreció un regalo arqueológico: parte de una mezquita del siglo XII, una necrópolis romana y un arrabal almohade. Parte se ha conservado en los sótanos de unos de los edificios. Poco más se le puede pedir a una avenida tan corta…y seguro que hay más. Al otro lado Agrupación Córdoba parte del antiguo hospital militar, otro lugar de vivencias y leyendas, y llega hasta Carlos III. En este viaje en línea recta partimos justo de ahí. En la esquina.

El mirador del Río

Aunque no hay río a la vista, como mucho el cercano arroyo Pedroche, este es el hermano del Mirador situado junto al conocido como «avión cultural». Con su amplia terraza, además acotada (importante si se va con niños), cuenta con un interior igualmente amplio e idóneo para diversos tipos de eventos. Recientemente se ha puesto en marcha la iniciativa «la barcaza del Mirador», que es la sección a domicilio del lugar. Entre los productos un pollo asado al estilo de El Mirador, rival desde ya (en el mejor sentido) de cualquier pollo de asador, pero también platos como salmorejo, berenjenas, revueltos…no faltan las frituras, como rosada, japuta, choco, bacalao o calamaritos. ¿Las especialidades? Croquetas, flamenquines, San Jacobos, codillo o abanico de ibérico a la brasa. Y llegados a este punto hay que seguir con las carnes: solomillo, puntas de solomillo, entrecot de ternera argentina, presa ibérica..una carta tradicional en la que nada se echa de menos.

Dirección: Avenida Carlos III Teléfono: 957 61 23 23

Restaurante El Pego Ollerías

El pego

Pocas palabras tan cordobesas como esa. Y siguiendo el juego de palabras, la cocina de El Pego no es ningún pego. Tiene además terraza al interior de la mancomunidad de San Antonio de Padua, donde los niños pueden jugar. Este establecimiento ofrece una cocina aparentemente tradicional, pero siempre con un toque innovador, sin alharacas, lo justo para añadir algo que no sabías que faltaba hasta ese momento. Excelente patatas bravas, y flamenquín con crema de queso trufado, además de ser conocido por algunos de sus platos de carne (carrillera, secreto) o el pulpo a la brasa. Muy recomendables también sus revueltos. Por cierto que tiene vistas a la torre almohade de la muralla que continúa luego por Ronda del Marrubial.

Avenida de las Ollerías, 48. Teléfono: 957393005

Pizzarelli Ollerías

Pizarelli

Comparte con El Pego haber abierto en los últimos años. Su lema es «pizzas con alma». Y así es, pues elaboran la masa de su pizzas en un obrador propio. Cuenta con una nutrida oferta de ensaladas, siendo un lugar ideal para opciones vegetarianas y veganas. Varios tipos de patatas asadas, alitas de pollo o generosas hamburguesas de vocación gourmet (buey, vaca simmental), y algunas con nombres de actores, como Robert de Niro, dan paso a pizzas al gusto con la posibilidad de escoger entre tres ingredientes o siete. Las dividen en varios campos: clásicas, supremas, especiales, veganas…Entre una cosa y otra es uno de esos lugares en los que se disfruta tanto del proceso de escoger entre multitud de opciones como de aquello que finalmente se elige. La carta vegana, con todo lo que incluye en cualquier sentido, se puede consultar aparte.

Avenida de las Ollerías, 33 Teléfono:95711 15 55

La Fábrica 1903

Toma su nombre precisamente de las fábricas que había en la zona a principios del siglo XX, cuando la ciudad no se había extendido por el lugar. Esa vista atrás no es casual, la cocina es esencialemente tradicional. Salmorejo, ensaladilla rusa, flamenquines, salpicón o varios tipos de tostas cuentan con revueltos, habitas o setas para empezar. Al margen de eso su fuerte es la carne: pluma, presa ibérica, solomillo, chuletones, mollejas de cordero o cochifrito. Y algo fundamental: no se olviden de las croquetas.

Dirección: Plaza Flor del Olivo, 3 Teléfono: 957 78 22 38

El colmado de la Sultana

Uno de los lugares más peculiares de Córdoba en el sentido de que suma la tienda, la vinoteca, el ultramarinos y comida casera a exclentes precios para llevar o para tomara llí mismo. Procede de las pastelerías del mismo nombre, muy cercanas. Tienen menús diarios a 8’50 con guisos y platos tradicionales, cada día distinto, comida preparada y una zona gourmet con vinos selectos, quesos, embutidos y conservas. Un punto a su favor ahora que las prisas impidien su elaboración es el gusto por la cuchara y los guisos. No faltan lentejas, cocido, judiones, estofado o cazuela de fideos.

Avenida de las Ollerías, 1 Teléfono: 957 48 80 80

Como siempre, y mientras duren las restricciones, recomendamos llamar antes a los establecimientos. Muchos hosteleros están decidiendo abrir solamente algunos días y en horarios específicos. Así que consulten hasta que vuelva no la nueva, sino la normalidad de siempre tan deseada.