Reportaje Córdoba

Los favoritos de Gurmé para reponer fuerzas durante la carrera oficial de la Semana Santa cordobesa

Por Rocío Górriz,

Apenas quedan unos días, por no decir horas, para que la Semana Santa de Córdoba de comienzo oficialmente. Las cofradías dan los últimos toques a los pasos que prometen dejar con la boca abierta a más de uno a  su paso por la carrera oficial. Ésta transcurre en las calles anexas que circundan la Mezquita-Catedral, que se llenan de gente casi a todas horas del día. Pero acudir a las procesiones no está reñido con comer bien, por eso Gurmé Córdoba ha elaborado una selección de los mejores establecimientos cercano donde darse un buen homenaje gastronómico ¡Visitantes y locales tomen nota!

mezquitagrand

Bodegas Mezquita

Dispone de dos sedes separadas por unos metros. La primera está en la Calle Céspedes, 12 y la otra está ubicada en la Calle Corregidor Luis de La Cerda, 73. Su carta es tan amplia y variada que da la posibilidad de tomar un bocado rápido en barra, acompañado de una cervecita o un buen vino de Montilla-Moriles, o bien sentarse a mesa y mantel a tomar una comida más formal. En Bodegas Mezquita resulta imprescindible probar su mazamorra, su salmorejo (tienen tres tipos), el rabo de toro, las berenjenas califales rebozadas con reducción de vino dulce Pedro Ximénez y ajonjolí, sus patatas bravas o las croquetas de jamón.

.

El Caballo Rojo

Este peso pesado de la gastronomía cordobesa (Calle Cardenal Herrero, 28) es un acierto seguro. Comida tradicional de altísima calidad y con guiños al pasado gastronómico de nuestra ciudad. Es fácil coincidir en los salones de El Caballo Rojo con rostros famosos que vienen a Córdoba para probar el rape mozárabe, la cazuela de pescado al aroma de arrope o los lomos de bacalao a la canela. A los más carnívoros se les hará la boca agua al degustar el conejo estofado al vino viejo de Montilla, el magret de pato al agridulce o la perdiz roja escabechada en caliente. ¡Pero, ojo, dejen sitio para su mítico carrito de dulces que llega silencioso y tentador a la hora del postre!

santospeq

Casa Santos

La tortilla de patatas más famosa de Córdoba es aquella que se toma en la cara este de la Mezquita. La tapa estrella de Casa Santos (Calle Magistral González Francés, 3).

Con el tiempo la mítica tortilla fue siendo cada vez más grande y ahora lleva nada menos que 20 huevos y unos 5 kilos de patatas. Ahí queda eso. También la carta fue creciendo y tiene tapitas curiosas y un poco de todo. Salmorejoboquerones en vinagrequesojamón o tapas calientes como carrilladabutifarracarne con tomate o pisto.

El velador del bar también es histórico, este más que la tortilla, puesto que se trata del muro de la mezquita. Los fines de semana aquello se llena y desde Casa Santos sirven todas las tapas y bebidas en platos y vasos de plástico.

dobledecepa1b

Doble de Cepa

En pleno casco histórico, Doble de Cepa (Calle Martínez Rucker,9) se está erigiendo en templo del buen flamenco por derecho. En torno a su patio central se reúnen los principales artistas de la ciudad, ya sea para actuar o como clientes y amigos para disfrutar del show. Sus noche flamencas son míticas. Se sabe cuando empiezan pero el final es imposible de predecir. En el restaurante Doble de Cepa, el rabo de toro tiene un claro protagonismo. Croquetas caseras, Pavías de bacalao o salmorejo son manjares de la casa. El cochifrito y el flamenquín son dos imprescindibles. También es uno de los mejores lugares para comer huevos con patatas:  patatas cortijeras, elaborada con patatas, huevos y pimientos verde fritos con jamón picado.

elbandolero4

Casa Palacio Bandolero

Construida sobre la antigua residencia de los Condes de Cabra (Calle Torrijos, 6) en una casa palaciega del siglo XVI, sus diferentes estancias reconvertidas en comedores privados traslada a sus clientes a la Córdoba patrimonial y monumental. Sin ir más lejos, en uno de sus patios se puede comer teniendo como vistas la impresionante torre de la Catedral de Córdoba.

En este establecimiento se puede degustar la cocina tradicional cordobesa con reminiscencias gastronómicas árabes. En la carta de Casa Palacio Bandolero destacan el rabo de toro Puerta de los Califas, las carnes ibéricas de bellota o a la brasa de encina y tienen una oferta muy variada de arroces, algunos de los cuales les ha servido para alzarse con primeros premios.

patioromanopeq

Gourmet Ibérico Patio Romano

La suya también es una ubicación privilegiada para acceder a la carrera oficial (Calle Deanes, 11). Uno de sus puntos fuertes,  son los arroces y las carnes, con sello autóctono de Los Pedroches. En Gourmet Ibérico destacan la presa y las costillas de cordero lechal.

Los entrantes incluyen los grandes paradigmas de la gastronomía cordobesa (salmorejos, chacinas, ensaladas…) pero actualizados y con una magnífica presentación. Tampoco se le resisten el atún rojo o el salmón al papillote. Si preferimos optar por algo más ligero, su ensaladilla, las patatas bravas o cualquiera de sus ensaladas bastarán para reponer fuerzas

taberna10

Taberna El Nº10

En pleno corazón de la Judería, y a escasos metros de la Mezquita de Córdoba, se encuentra La Taberna El Nº 10 (Calle Romero, 10), un espacio privilegiado y singular que ofrece a sus clientes un marcado carácter pedagógico en torno al vino (especialmente de Montilla-Moriles) unido a una cocina tradicional reinterpretada.

En esta nueva temporada ha reinterpretado clásicos como el flamenquín, la mazamorra o el salmorejo. La suya es una mazamorra con pasas al PX, láminas de almendra y sorbete de manzana espectacular. En el caso del salmorejo, la carta incluye un trío de salmorejos compuesto por la mazamorra, el salmorejo clásico y el de naranja.

El toque picante lo ponen platos como las Alitas Diablillas y las patatas bravas (con mucha salsa y toque de pimentón).

Y en el apartado de moluscos y pescados, no hay que olvidar su cazuela de mejillones de Arousa abiertos al momento aromatizados con fino en rama, la pipirrana con leche de tigre y dorada ni el tataki de atún rojo, mazamorra y gelatina de PX.

Casa Pepe de la Judería

Casa Pepe de la Judería

La cocina del chef Juan Pedro Secaduras es punto de encuentro entre las raíces de la cocina cordobesa y una propuesta gastronómica de autor más personal, en la que priman el cuidado por el detalle, la excelencia de los ingredientes y la voluntad investigadora de nuestros cocineros: Alta cocina de mercado en estado puro. En el buque insignia del Grupo Cabezas Romero (Calle Romero, 1) nunca faltan sobre la mesa de sus incondicionales sus berenjenas abuñueladas con miel de caña, las croquetas cremosas de puchero y jamón ibérico, el flamenquín y el bacalao frito (sobre todo en Semana Santa). El gazpacho de verduras asadas, sardina ahumada y gelatina de oloroso; al igual que el tartar de atún rojo de almadraba o la presa ibérica 100% bellota a la parrilla, patatas rustidas y pimientos de Padrón ¡Difícil elección si vamos a Casa Pepe de la Judería!