Reportaje Córdoba

Los mejores sitios para comer en Córdoba durante la cuesta de enero

Por Rocío Górriz,

En Córdoba es posible comer con las tres «B»: Bueno, bonito y barato. Gurmé Córdoba ha elaborado una lista con los bares, tabernas y restaurantes que te ayudarán a sobrellevar la interminable cuesta de enero. Después de la Navidad, el presupuesto está bajo mínimo pero las ganas de salir a comerse la ciudad siguen tope. Decídete por una de nuestras propuestas o.. ¡por todas!

papaspeq

Taberna Regina

En manos de diferentes dueños, desde 1904 ha llegado hasta nuestros días y actualmente es conocida, sobre todas sus especialidades por sus potentes patatas bravas. Elaboradas artesanalmente y bañadas con una salsa que Raquel, su chef, elabora prácticamente cada día. Su terraza es de las zonas más codiciadas de la ciudad tanto en época de cruces, debido a la proximidad de las mismas, como durante el resto de primavera y verano.

Al margen de sus irresistibles patatas, son famosos sus peroles de arroz, así como el guiso de carrillada o el elaborado a base de rabo de toro. Su chorizo al vino es legendario.

Cumple a rajatabla con la tradición gastronómica local: flamenquín, albóndigas, chopitos o bacalao fritos, huevos rellenos o pinchitos, entre otros. Impensable irse de allí sin probar su carne al Jerez o sus berenjenas con salmorejo.

Plaza de Regina

 

lucas7peq

Casa Lucas

Es uno de los clásicos del fast food deluxe de la ciudad. Ha conquistado el corazón y el estómago de grandes y pequeños, ciudadanos anónimos y famosos, como la esposa del diestro Enrique Ponce, Paloma Cuevas, que es una incondicional de sus perritos calientes. Y es que el suyo es diferente al resto de perritos que podamos encontrar en Córdoba. En apariencia es semejante a otros pero su combinación de ingredientes es una bomba de sabor. Salchicha de primera, pan calentito y crujiente, tomate, mayonesa y cebolla forman el equipo ganador. Mucho tiene que ver las salsas elaboradas de forma casera en el mismo bar y la cebolla frita previamente en aceite de oliva.

Otros de los reyes de su carta son su hamburguesa y los sandwiches.

Calla Valladares, 1

posada-caballo-andaluz

La Posada del Caballo Andaluz

Un espacio acogedor y familiar para almorzar y cenar, pero también para tomar un aperitivo o un café. Y lo más atractivo es su ajustado precio: todos sus platos cuestan 9 euros y las medias raciones 6 €

Su carta cumple con todos los popes de la gastronomía cordobesa: salmorejo, alcachofas al Moriles. rabo de toro a la antigua, flamenquines, berenjenas fritas con miel de caña, patatas rellenas de Bujalance, migas, perol cordobés.

Entre su oferta de pescado destaca la fritura con diversas materias primas, el pez espada a la cordobesa y el bonito en escabeche

Su oferta de postres incluye las naranjas mozárabes, leche frita y pastel cordobés

Calle San Basilio, 16

salmoreteca1

 

La Salmoreteca

Es uno de los locales de referencia en el Mercado Victoria. La suya es una cocina dedicada al plato cordobés más tradicional donde el chef Juanjo Ruiz innova con productos y elaboraciones. Así se pueden encontrar salmorejos de aguacate y plancton, o de frutos rojos, junto con tortillas que conjugan la base de huevo y patata con otros ingredientes como las setas, queso azul o pulpo. ¿Su última propuesta? Una cata de salmorejos variados donde es el propio cliente quien elige las especialidades a la carta.

Paseo de la Victoria s/n

elglobo

Restaurante El Globo

Se puede comer, y bien, pidiendo varios platos al centro. Las opciones son múltiples y variadas pero destacan entre los llamados entrantes unas estupendas croquetas caseras de rabo de toro, los croquetones de parmesano y jamón y las berenjenas caramelizadas y gratinadas con queso de cabra. En los pescados, sin duda, la estrella es el pulpo a la brasa con queso curado, sabroso a más no poder, y un notable tartar de atún. La oferta de carnes es generosa, pero sobresale el flamenquín de presa y el contundente codillo al horno con patata asada.

Avenida del Brillante, 1

elpoema

Taberna El Poema

En las proximidades de la Plaza de San Hipólito se encuentra la Taberna El Poema. Regentada por la Señora de las Tabernas, Loli Jiménez, es todo un clásico no sólo para darse un buen festín gastronómico, sino para tapear por el centro de la ciudad. Cualquier día de la semana es misión casi imposible conseguir mesa en su concurrida terraza, donde sus clientes vienen atraídos por sus magníficas tapas, como el salmorejo, la tortilla, morcilla, gulas, ensaladilla rusa, etc que se sirven como acompañamiento a cualquier consumición.

Si el comensal se anima a probar más especialidades de su carta, puede ser una magnífica opción su rabo de toro, pescaíto frito o el revuelto de bacalao, el flamenquín o el pisto con huevo, entre otros.

Calle Alonso de Burgos, 2

lacavea1

Bar La Cavea

En la plaza del Museo Arqueológico, donde se ubica La Cávea, hay un amplio y agradable espacio para disfrutar de una cerveza bien fría o un buen vino. En el mismo sitio, hablamos de la calidad de su marisco y pescado, traído directamente de la popular pescadería de Los Mellizos de Málaga. Esta fue su apuesta particular, le llega cada martes y viernes y les llena el local.

Lo más demandado es el pescado frito. Los boquerones al limón, el «vitoriano», el adobo para la rosada, pero un adobo que no se hace en Córdoba, el malagueño, y luego la clásica sardina de Málaga cuando es su tiempo. También pescados para poner a la sal como la lubina o la dorada. Y por otra parte, marisco de concha como coquinas, navajas, incluso gamba roja y blanca. La Cávea se trae a Córdoba un pedacito de mar.

Plaza Jerónimo Páez, s/n