Reportaje Córdoba

Los mejores sitios para tomar un chocolate a la taza en Córdoba

Por María José Martín,

Cuando Hernán Cortés arribó a las costas de México hace casi 500 años, el emperador azteca Moctezuma le dio la bienvenida con un vaso de la bebida más sagrada para su pueblo, el ‘xocolatl’.

Los aztecas preparaban este brebaje amargo, tonificante y energético con una mezcla de cacao, maíz molido, pimienta y otras especias.  Los españoles endulzaron la bebida con azúcar, vainilla y canela y, tres siglos más tarde, el chocolate a la taza o ‘a la española’ se había extendido por toda Europa.

Córdoba no podía ser una excepción. Olvidemos la dieta por un rato y ¡salgamos en busca de los mejores chocolates a la taza de la ciudad!.

martaw

Marta Churros Bar

Tanto su nombre como su decoración, renovada hace unos años, son una declaración de intenciones. Al subir las escaleras del local nos parece adentrarnos en la fábrica de Willy Wonka en ‘Charlie y la fábrica de chocolate’.
Su propietario, Rafael Marta, nos desvela que llevan “muchos años empleando el mismo chocolate“, ya sea para tomar solo o en compañía de una buena ración de churros. Por algo estamos ante un ‘churros bar’ con solera, siempre a reventar en una de las calles más comerciales del centro.

 

nebraska3w

Cafetería Nebraska

No es casualidad que exista una Cordova en el estado norteamericano de Nebraska, conocido por sus fríos inviernos. En contraposición, la Nebraska cordobesa combate las temperaturas invernales con uno de los mejores chocolates de la ciudad.

El chocolate con churros de esta céntrica cafetería ha pasado a formar parte de la liturgia de la merienda en muchas familias, que también acuden al local a la llamada de sus famosas tortitas. Y si son acompañadas de un chocolate humeante, mejor que mejor.

 

vienaw

Café Viena

De camino a la Judería, vale la pena hacer un alto en el camino para poner a trabajar las papilas gustativas con el chocolate del Café Viena, donde todavía impregna el ambiente el espíritu de su fundador, José Velasco.

Este chocolatero, repostero y maestro tostador de café, que trabajó en Alemania, Austria y Suiza en la década de los 50 y 60, decidió a su vuelta abrir un local en Córdoba que recreara el ambiente de las cafeterías centroeuropeas. Y desde 1979 hasta ahora, sigue siendo uno de los mejores lugares para tomar un chocolate, acompañado de un pastel cordobés o alguna pieza golosa de bollería.

 

donpepe2w

Cafetería Don Pepe

Nada menos que cuatro décadas llevan ofreciendo en Don Pepe el mejor chocolate artesano, pareja perfecta de los churros caseros que prepara y fríe diariamente con mimo la churrera, Laura. Desde 1977, la propietaria, Aurora Ortiz, se enorgullece de elaborar “los mejores churros de Córdoba“, que no serían lo mismo sin una taza de chocolate dulce y espeso al lado.

No es fácil encontrar mesa a la hora del desayuno ni de la merienda, pues Don Pepe tiene gran predicamento entre los locales y se ha convertido en parada obligatoria en el recorrido de muchos turistas.

 

nizaw

Café Niza

Nuestra ruta chocolatera nos lleva a Ciudad Jardín, donde “todo era campo” cuando Rafael García abrió esta cafetería hace más de medio siglo. El encargado, Manuel López, nos confirma que nos encontramos ante “el mejor chocolate de Córdoba”.

El secreto, confiesa, es llevar utilizando desde la noche de los tiempos “siempre el mismo chocolate”, que casa de maravilla con sus reputados churros, de receta propia. Resulta, por tanto, imperdonable no tomarse una taza de rico chocolate en su amplia terraza, ubicada en la misma plaza de Costa Sol.