Reportaje Córdoba

Las mejores terrazas de Córdoba para cenar

Por Rocío Linares,

Para disfrutar el cielo estrellado y la brisa de una noche de verano desde las alturas hacemos una selección de las mejores terrazas de Córdoba. Con vistas exclusivas que cautivan o decorados especiales, las azoteas son un reclamo hasta que llega el otoño. Y para satisfacer todas las preferencias, en la ciudad nos encontramos con espacios al aire libre en los que degustar todo tipo de cocinas. Ya sea para cenar, o para algo más, recomendamos disfrutar una noche en estas terrazas.

Casa Pepe La Judería

Casa Pepe de la Judería

Esta histórica taberna cordobesa corona sus tres plantas con una terraza que corona el plan con sus vistas a la Mezquita. Casa Pepe permite disfrutar de una noche mágica en el entorno de la Judería con platos en la mesa que representan la gastronomía tradicional cordobesa.

Entre sus especialidades destacan la mazamorra, las berenjenas con miel de caña y el rabo de toro. Y en su carta también se incluyen pescados como atún de almadraba de Barbate o bacalao confitado y chacinas del Valle de los Pedroches y productos de la comarca como la ensalada con queso de Zuheros.

Calle Romero, 1

Taberna Del Río

La Taberna del Río

La Taberna del Río tiene dos motivos para triunfar, la calidad de su comida casera y las vistas inmejorables de Córdoba, el Guadalquivir, la calahorra y la campiña.

La carta cambia cada seis meses, y cada día hay sugerencias según lo que se encuentren los encargados de cocina en los mercados. Las tapas estrella son patatas a la brava, las carnes ibéricas como el secreto o la pluma del valle de los pedroches, y los cartuchos de pescado.

Enrique Romero de Torres, 7

Restaurante Taberna Casa Rubio

En Casa Rubio presumen de tener una de las azoteas más solicitadas de Córdoba, por ser acogedora y porque es pura historia ya que se encuentra a la sombra de la Puerta de Almodóvar, una construcción del siglo XIV considerada desde siempre como la entrada oficial a La Judería cordobesa.

La cocina que sirve respeta la tradición cordobesa. Es famoso su salmorejo, las berenjenas con miel de caña y el rabo de toro. A ello se suma el pescaíto frito como salmonetes o boquerones, almejas y especialidades de carne como el solomillo al foie, chuletones o el lomo de buey.

Puerta de Almodóvar, 5

La Tinaja

La terraza de La Tinaja se puede considerar una de las mejores zonas de la ribera para detenerse y dar un gusto a la vista y el paladar. Está un poco alzada, dominando el paseo, con el río y la campiña al fondo, lo que le aporta el encanto. Aunque se encuentra concurrida a menudo, prácticamente todo el año.

La cocina es de mercado, con una carta muy variopinta y amplia, con referencias para todos los gustos, destacando un pequeño apartado para los platos clásicos cordobeses: salmorejo, rabo de toro, flamenquín, etcétera. Y como reclamo, sus populares bocados, las tinajitas bravas.

Paseo de la Ribera, 12

El Horno de San Luis

Cuando se habla del Horno de San Luis, se recuerda un gran lugar para pasarlo bien, un espacio completo en el que poder simplemente tomar una cerveza, saborear una magnífica cena o tomar una copa en uno de los locales más bonitos de la ciudad, que dispone además de una de sus terrazas más espectaculares, en opinión de nuestro crítico.

Este restaurante, que forma parte del holding creado por el Grupo Sojo, es su opción más vanguardista: cocina de mercado con toques de fusión hispano-asiática. La carta es equilibrada y completa, con referencias innovadoras como el mollete de presa ibérica, mayonesa de lima, cebolla morada y lechuga, las croquetas de camarones y puchero o el paté de perdiz con pan de especias aunque manteniendo la esencia cordobesa.

Calle Cardenal González, 73

Taberna El Numero 10

La Taberna El Nº 10

En pleno corazón de la Judería, y a escasos metros de la Mezquita de Córdoba, se encuentra La Taberna El Nº 10, un espacio privilegiado y singular. Para degustar sus platos al aire libre, ofrece una terraza en la Plaza del Cardenal Salazar, uno de los espacios más selectos de la noche cordobesa, y también su recién inaugurada azotea, codiciada por sus vistas al Casco Antiguo.

Su carta es un homenaje a la cocina andaluza de base. No faltan entrantes como las croquetas del cocido, el salmorejo, los quesos de Calaveruela. Destacables son sus piezas en fritura, ya sea bacalao o el tradicional flamenquín.

Calle Romero, 10

Pairi Daeza

El restaurante Pairi Daeza se encuentra en una joya de edificio, una casa del siglo XVII, que es actualmente el Hotel Balcón de Córdoba, con tres patios y torreón, maravilloso mirador de la Mezquita-Catedral que abarca todo el patio de los Naranjos. Sólo con esta presentación invita a ocupar una mesa en cualquiera de sus espacios al aire libre.

Su cocina refleja la historia culinaria de Córdoba, fusión sí entre las culturas andaluza y mediterránea. Merecen ser probadas sus elecciones de tapas con un toque personal y sus platos tradicionales con productos de temporada frescos de la zona.

Calle Encarnación, 8