Reportaje Córdoba

¿Qué hay de bueno y de nuevo para comer en María La Judía?

Por Rocío Górriz,

Sigue siendo una de las zonas en auge de la ciudad en lo que a restauración se refiere. María La Judía se ha convertido en toda una referencia del buen comer en establecimientos con buen ambiente y detalles cuidados hasta el extremo. La variedad gastronómica y de precios es bastante amplia por lo que un público de los más heterogéneo tiene cabida en este área próximo a La Arruzafilla.

 

massolera

Más Solera

Un restaurante atractivo tanto por la luminosidad de su salón como por el agradable ambiente que reina en su terraza, apta para disfrutar de la mejor gastronomía mediterránea durante todo el año. Su propuesta es sencilla, cuidada y sin estridencias, basándose en las bondades del mercado cada temporada.

Merece la pena probar su ensalada de tomate (de verdad) con ventresca, la ensaladilla o los boquerones al limón. Otras de sus raciones más celebradas son las de pulpo, berenjenas fritas, chipirones, flamenquín o solomillo. ¡Importante: dejarse ganas para llegar hasta el postre y zamparse una de sus generosas raciones de tarta!

María La Judía, 12

verdeyalbero

Verde y Albero

Es uno de los lugares más acogedores para dar la bienvenida a los primeros fríos y los colores propios del otoño cordobés. La suya es una cocina tradicional pero con una vuelta de tuerca hacia una presentación esmerada donde no sobra ningún elemento. Además, existe un perfecto equilibrio entre el mimo que ponen en los fogones y la selección de vinos.

Dominan con maestría las ensaladas, tartares, pescados y mariscos a la plancha. Tampoco se les dan nada mal los rissottos y las ensaladillas. Y son unos auténticos expertos en carnes maduradas. Unen tradición e innovación que va desde el atún encebollado al poke bowl de salmón, pasando por el pollo teriyaki con causa limeña. ¡Una deliciosa vuelta al mundo!

María La Judía, 12

terraoleapeq

Terra Olea

Paco Villar es el chef a la cabeza de este proyecto, que reformula con respeto las cocinas autóctonas y presenta una carta llena de referencias que despiertan la curiosidad del comensal. Detrás del concepto Terra Olea está este cocinero de Nueva Carteya que lleva años perfilando el proyecto gastronómico que hoy es ya una realidad.

Su apuesta es sencilla: recuperar recetas de toda la vida, incorporando técnicas contemporáneas y añadiendo grandes dosis de originalidad. Su objetivo es «ensalzar y actualizar la riqueza gastronómica andaluza y cordobesa»
La elección de la materia prima es otro de los valores indiscutibles de este restaurante, siempre basada en productos de temporada y de proximidad y acudiendo, por supuesto, a denominaciones de origen de la zona.

María La Judía, 14

lasiestajudia

La Siesta

Se trata del tercer establecimiento del Grupo La Siesta. En sus propias palabras son «un equipo joven que apuesta por una oferta innovadora de la cocina mediterránea y española». Son unos enamorados de la cocina de fusión con otras culturas, por eso en su carta encontrarás una amplia variedad de platos de la cocina española, mediterránea y asiática.

¿Nuestras recomendaciones? No es fácil decantarse sólo por algunas. No defraudan sus tostas, el carpacico, el flamenquín, sus patatas bravas o algunos de sus panes bao (de atún o de rabo de toro). 

Ahora bien, si ya nos metemos en materia más seria, no nos arrepentiremos si incluimos noodles, risottos, ensaladas o woks.

Pero entre l@s más clásic@s que no cunda el pánico: churrasco, solomillos, diferentes cortes de ternera, tataki de atún rojo, rosada frita o pulpo a la brasa les hará salir de allí con una sonrisa

María La Judía, 6

Antonio López, chef del restaurante Tellus FOTO: VALERIO MERINO.

 

Tellus

Sobradamente conocido entre los aficionados locales a la buena mesa. Es un restaurante que recoge la herencia de la cultura del Valle del Guadalquivir y la expresa en el siglo XXI como gastronomía en evolución, aunque fiel a sus raíces. La suya es, además, una cocina de temporada, saludable. «Tellus en la mitología Romana personifica la diosa de la fertilidad del campo, junto con Ceres, siempre acompañada de sus cuatro hijos que representan a las estaciones del año. De esta forma nuestra carta expresa esta hermosa alegoría vital en la estacionalidad de nuestra propuesta gastronómica», argumenta su chef. ¿Quién es? Antonio López, uno de los grandes de la cocina local. Suyos son platos redondos de tierra, mar y aire, como: Gazpacho de habas secas con helado de aceite de oliva y boquerón en vinagre; Croquetas semilíquidas de jamón ibérico; Cochinillo confitado con su piel crujiente acompañado de alioli de manzana y cebollitas caramelizadas; Chipirones relleno a la brasa con su salsa de tinta; o Torrija empanada en leche fresca caramelizada acompañada de sorbete de coco. 

 

bajodeguiapeq

Bajo de Guía

De fuertes raíces mediterráneas con toques orientales, destaca de su amplia carta la variedad de mariscos y pescados, los arroces para disfrutar en pareja y las carnes de los mejores rincones de España. Su propuesta se fundamenta en una cocina de toda la vida sin la más mínima concesión a los planteamientos más modernos y actuales.

En Bajo de Guía son afamados y muy solicitados sus guisos, que cambian a diario, como las papas con choco (Jueves) o fabes con perdiz (Viernes) por ejemplo. Todo ello acompañado por la mejor gama de vinos disponible en el mercado.

Además, cuenta con servicio de catering a domicilio cualquier tipo de evento o celebración.

Por último se ha de tener en cuenta que las raciones son muy generosas lo que invita a que sean compartidas por su asidua clientela.

Calle Conchita Citrón, 2.lonjapeq

La Lonja

Su creador, Manuel Pérez de la Lastra y Cano se enorgullece de traer a diario marisco y pescado desde las mejores lonjas del país a Córdoba. LLeva varios años al frente de este negocio, distinguido por la Guía Michelín. La Lonja es conocida por sus magníficas mariscos, atún (cocinado en múltiples formas) y variedad de arroces, ofrece en su carta piezas de elegidas a pie de lonja en las más concurridas subastas de las costas andaluzas. Por supuesto, no le falta una amplísima carta de vinos con los que maridar sus especialidades, como puedan ser tartar de atún, risotto de carabineros, almejas con alcachofas y gambones o su famosa torre de bacalao.

Calle María La Judía s/n