Reportaje Córdoba

Vamos de tapas por la zona de las Cruces

Por Rocío Linares,

El próximo viernes quedará inaugurado el mayo festivo cordobés aunque todavía queden los últimos días de abril y los chubascos amenacen con obligar a llevar paraguas. Y con el primer evento de este mes festivo, el concurso municipal de Cruces, llega la invitación a recorrer la ciudad haciendo paradas en los diferentes monumentos adornados deleitando la vista.

Desde el casco histórico y un poco más alejado, lo que llaman “zona moderna”, los rincones de Córdoba se visten de color, flores y composiciones que contemplar alrededor de una barra. Y no podemos olvidarnos dónde comer, para pasar el día recorriendo las casi cincuenta paradas de todos los participantes en este concurso. Nos vamos de tapas por la zona de las Cruces para abrir boca en el mayo cordobés.

 

bodegas-mezquita-cordoba

Bodegas Mezquita

Entre la cruz de la Hermandad del Santo Sepulcro, en la Puerta del Puente y la de la Asociación Cultural Abades, en la plaza del mismo nombre, se encuentra Bodegas Mezquita. Un nombre de los imperdibles para degustar productos de la tierra que cuenta con tres puntos en la ciudad (además del de Corregidor, también están en Céspedes y Cruz del Rastro). Desde tapas frías, entre las que destaca la mazamorra con gelatina de PX hasta tapas calientes como el guiso tradicional del día. Sugieren seguir compartiendo una sartenada o cualquiera de sus arroces.

C/ Corregidor de la Cerda, 73

 

garum-tapas-cordoba

Garum 2.1 bistronómic tapas bar

En dirección a la Plaza del Potro, donde se ubica la cruz de la Asociación Sonrisa de Lunares, nos topamos con este gastrobar que fusiona en sus platos cocina andaluza y árabe en un ambiente de dos plantas que, aunque luce estética moderna, no deja de recordar a una taberna de siempre. Una veintena de referencias llenan su carta, toda compuesta por tapas: un bacalao distinto, salmorejos y mazamorras muy aplaudidas, rabo de toro y cochifrito cordobés que no se olvida por su crujiente. Para degustar su cocina se puede elegir la barra, el amplio comedor, o su zona de  terraza.

C/ San Fernando Nº120-122

 

Interior de la taberna El Sótano de Córdoba

Taberna El Sótano

Avanzamos dejando atrás las Cruces de la Hermanadad del Huerto, la plaza de Las Cañas, con la cruz de la Hermandad de Jesús del Calvario y la plaza del Socorro, con la cruz de la hermandad del mismo nombre. Con un recorrido así, bien merece una parada la terraza de la Taberna el Sótano, en plena plaza de La Corredera, y si el tiempo no lo permite, en su barra o sus salones.

Sus paredes pueden contar historias desde hace 60 años y los platos que mejor hablan de sus cocineros son los revueltos, callos y salmorejo. Tapas de cocina casera regadas con caldos de la tierra.

Plaza Corredera, 1

 

Interior de la Taberna Almoguera Antigua de Córdoba

Taberna Almoguera Antigua

Saltamos a la zona de San Agustín y Santa Marina donde se concentran gran número de monumentos en homenaje a la Cruz en los que hacer numerosas paradas. Recorriendo las estrechas calles del casco cordobés, casi por casualidad se encuentra la Almoguera Antigua, una taberna  pintoresca que al entrar traslada a otra época. De trato familiar y amable, recomiendan desde su cocina probar la ensaladilla, el pescado “bien frito” y las croquetas. Todo de elaboración casera.

Calle Moriscos, 19

 

taberna-lasbeatillas-cordoba

Taberna Rincón de Las Beatillas

En la plaza de su mismo nombre, en un local de vigas vistas y con patio central que da luz a todo el recinto se encuentra el Rincón de las Beatillas. Es una de las tabernas más antiguas de Córdoba que celebra en sus paredes el arte, el flamenco y el toreo.
En sus fogones encontramos cocina típica cordobesa, donde la especialidad son las carnes de monte e ibéricos. No obstante comparten éxito el “venao” en salsa de espárragos y el lechón frito con la japuta en adobo y las ancas de rana. Una inmersión en el paladar tradicional de la ciudad.

Plaza de las Beatillas, 1

 

Restaurante La Cuchara Córdoba

La Cuchara de San Lorenzo

Muy cerca de las Beatillas, ya en el barrio de San Lorenzo, visitamos un local pequeño pero acogedor donde la grandeza está en las manos de sus cocinas. Un equipo joven, capitaneado por los hermanos Paco y Narciso López se encarga de hacer recetas de siempre aunque utilizan técnicas de ahora. Ellos mismos hablan de cocina tradicional e imaginativa, con toques vanguardistas. Y con ese patrón sirven carpaccio de gambas con salmorejo de su propio coral y rabanito picante, mini bravas “muy bravas”, sashimi de pescado salvaje y manitas deshuesadas rellenas de foie y jamón ibérico. Todo un lujo para el paladar.

Calle Arroyo de San Lorenzo, 2

 

Taberna Góngora Córdoba

Taberna Góngora

Tomamos dirección a la plaza de Capuchinos y pasamos por la cruz de la Hermandad de los Dolores, en la Cuesta del Bailío quedan las cruces de la Hermandad de la Paz, Plaza de la Fuenseca, Plaza del Cardenal Toledo y, cerca, paramos por los boquerones al limón de la Taberna Góngora. En su carta hay muchas más raciones, todas de gusto tradicional, pero son éstos los aclamados en esta casa de comidas. Hacen sombra hasta a las albóndigas de venao en salsa, el jabalí con tomate o las berenjenas. Y para regar los platos, a elegir entre vinos de toda España.

Calle Conde de Torres Cabrera, 4

 

Taberna Norte y Sur

En medio las plazas del Escudo, La Trinidad, Las Tendillas y La compañía, todas con cruces para detenerse y admirar, encontramos un punto gastronómico que combina lo mejor de allí y de aquí: la Taberna Norte y Sur, como en su denominación especifica, ofrece “pintxos” y tapas para degustar exquisitos platos de siempre e innovaciones culinarias. Desde miniaturas con salmón, anchoas o jamón hasta raciones de carpaccio, pinchitos y patatas bravas. Su zona de terraza es un valor añadido a su excelente localización.

Calle San Felipe, 9

 

Puerta Sevilla Taberna Restaurante

Salimos de la gran concentración de cruce y, en la zona del Alcázar Viejo anotamos una parada en la Taberna Restaurante Puerta Sevilla donde su medio siglo de historia nos abrirá el apetito. La primera decisión será dónde comer: en la Terraza, en el interior, en la Bodega, en el Patio, La Muralla y otros tantos salones. Y al abrir la carta, referencias conocidas, populares, con toques modernos y materia prima de calidad. Ibéricos de los Pedroches, verduritas, carnes como solomillo de ternera gallega o confit de pato, sin echar de menos los platos de la cocina cordobesa como el codillo estofado a la antigua.

Avenida de Barcelona 15,

 

Taberna de tapas el Monasterio

El Monasterio

Dejando el centro, salimos a la zona moderna donde se ubican algunas cruces de asociaciones de vecinos como San José Obrero, Cañero, o la de la Hermandad de la Merced. Cerca de este triángulo en el mapa se encuentra El Monasterio, un bar de tapas que, si el tiempo acompaña, se disfruta más en su terraza. La carta para los platos de servicio rápido es muy amplia pero destaca, por encima de cualquier reseña, la gran variedad en sus montaditos. También, cómo no, la cerveza bien fría.

Avenida de Barcelona 15,