Reportaje Córdoba

MonteAlbero 2020: Resurgiendo que es gerundio

Por José Ignacio Santiago,

Es un hecho. Moriles está resurgiendo, no sólo por la renovación generacional de sus bodegas, sino también por una dosis de savia extra que les ha hecho ver su potencial para realizar elaboraciones distintas, aplicando algunos cambios tanto en variedades, la recolección, en la madurez de la uva, en la fermentación y en su caso, también en la crianza, con la finalidad de proporcionar vinos diferentes que amplíen la oferta a los tradicionales generosos pero buscando mantener la tipicidad que siempre imponen los suelos de Moriles. Tenía ganas de catar este vino, ya que ha sido muy visto en redes sociales y prensa gracias al dinamismo mediático que el joven bodeguero Antonio López ha aportado a la bodega familiar.
Se trata de un vino de uva Pedro Ximenez, hasta ahí nada nuevo; pero vendimiada con premeditación (ya que se seleccionaron tres zonas distintas del Cerro del Majuelo), nocturnidad (ya que se hizo por primera vez sin el abrasador sol como testigo) pero sin alevosía, ya que no hay delito alguno, sino todo lo contrario, un respeto por la uva cogida a mano y que refleje después lo que el suelo le aporta.
Vino de color amarillo pajizo, limpio y brillante, de nariz potente, intensa, con mucha fruta de hueso como la pera y manzana casi compotada, y con un fondo sutil a levaduras, debido a que varias semanas el vino se dejó sobre sus lías, aportando algo de complejidad en nariz, pero sobre todo «hechuras» en boca, ya que le da más amplitud a la que ya de por sí un Moriles tiene. Hay frescura, buena acidez y sapidez final. La retronasal es persistentemente agradable. Un vino con un grado alcohólico moderado, con muy buena nariz y con una boca suave, lo hacen atractivo para gente poco iniciada. Perfecto a unos 9 ºC para acompañar desde mariscos a pescados al horno, pastas o arroces.
MonteAlbero 2020, con una llamativa presentación quiere romper estereotipos de los vinos tradicionales, de ahí el colorido diseño y con el pavo como protagonista, considerado en la antigüedad como sinónimo de belleza y distinción, y no hay 4 por casualidad, es el número de generaciones de la bodega. Enhorabuena a Bodega el Monte por este vino y a todos los que aportan su granito de arena para el resurgir de M-M. ¡Salud!

Valoración del crítico:

  • Presentación 9/10
  • Aroma 8/10
  • Sabor/Armonía 7/10

Dónde comprar en Córdoba

  • Tienda especializada Centro y DelicaDeza (Zoco)
  • Precio en tienda: 10 euros aprox.