Reportaje Córdoba

Palo Cortado Lagar Blanco: Misterio resuelto, o no…

Por José Ignacio Santiago,

Tras ochenta y siete críticas «gurmé» sobre vinos de Córdoba, sólo tres se han dedicado al misterioso palo cortado. Ello nos induce a pensar que se trata de un vino escaso, con dificultad para adquirir y también para comprender, aunque esas lagunas de conocimiento sobre la elaboración de este peculiar vino lo hacen merecedor del adjetivo «misterioso». Un palo cortado es un vino de corta e intermitente crianza biológica que se oxida lentamente, teniendo «nariz de amontillado y boca de oloroso», pero esta evolución no es siempre guiada por el enólogo, siendo el azar el causante de ello. Hay botas de fino que, por alguna cuestión ambiental, pierde el velo de flor de la superficie del vino quedando libre para su oxidación. En las catas que periódicamente se hacen en bodega, al llegar a una bota con ese «problema» se detecta un aroma peculiar y se marca la bota con tiza para estudiarla y ver su evolución. Si continúa mejorando será apartada como vino especial, y el tiempo dirá si es un palo cortado, bendito tiempo.

palocortado1peq
Este palo cortado del Lagar Blanco, estupendamente dirigido por Miguel Cruz y su familia en la sierra montillana, se presenta visualmente muy bonito, límpido y brillante de atractivo de color ambarino y ribetes oro viejo.

En nariz tiene una intensidad media alta en la que se aprecia inicialmente la sensación de vejez, de maderas viejas, recuerdos a fino, frutos secos y el fondo varietal característico con recuerdo a fruta escarchada. Un conjunto armónico muy limpio e integrado sin sensación de alcohol ni aromas a molestos acetatos. En boca es seco, como debe de ser. Los palos cortados semidulces o abocados, que aún se ven en el mercado, son combinaciones con otros vinos dulces. Palo Cortado Lagar Blanco es seco, con un paso intenso no agresivo, amplio y de un amargor agradable, persistente y sápido una vez pasan unos segundos. La retronasal aporta aromas a bollería y madera vieja. Un vino muy redondo en boca con una edad media importante pero sin llegar a extremos, ya que los palos cortados extraviejos, con mas de 35 años, suelen parecerse más a un oloroso viejo, es por tanto en una edad de 18 a 25 años donde un palo cortado expresa bien los aromas de las dos crianzas vividas, biológica y oxidativa.
A unos 13 grados se puede acompañar de carnes de caza, arroz meloso, estofados o quesos muy curados.

Valoración: 

Presentación 9

Aroma 8

Sabor/Armonía 8

Dónde comprar:

Ver en web http://lagarblanco.es/puntosdeventa.php
Precio en tienda: 32 euros