Reportaje Córdoba

Punto Más: Visión del Fifty-Fifty

Por José Ignacio Santiago,

Seguro que la gran mayoría de lectores han dado buena cuenta del fifty-fifty en la etapa de juventud en muchísimas tabernas del Casco. Era aquella una forma de iniciarse en el consumo del vino cordobés, ya que la combinación tradicional era de 50% vino fino y 50% vino dulce (no siempre PX, todo hay que decirlo), y aquello entraba bien, no era un vino complicado de tomar.

puntomaspeq
Ahora un joven sumiller gaditano, Manuel Soriano, enamorado de los vinos de la zona, relanza al mercado su particular visión de esa combinación, aunque con diferentes «ingredientes». El objetivo sigue siendo el de introducir a la gente joven al conocimiento de unos vinos que son complejos de apreciar sensorialmente sin un entrenamiento previo y duradero, pero con una fórmula o combinación diferente y de resultado seco.. Es un cabeceo («mezcla») elaborada en las bodegas Pérez Barquero entre vino de tinaja de 17 tinajas seleccionadas, de donde se extrajo solo la parte superior por ser la de mayor contacto con el velo de flor que lo ha cubierto durante dos años, y un amontillado viejo de unos 20 años de crianza.
En fase visual, se presenta muy límpido, de color dorado y de aspecto brillante, muy luminoso, y de perezoso movimiento por copa, lento de lagrimeo. En fase olfativa, son nuevos los registros combinados que en una intensidad media alta se aprecian. Y digo combinados porque aparecen las frutas maduras como manzana, pera, plátano, junto con otras más cítricas, y acompañado de frutos secos y madera que van adquiriendo protagonismo, esto último aportado por el amontillado, que ve «diluida» su intensidad punzante, pero que aporta mayor complejidad aromática al conjunto final. En fase gustativa es de entrada seca, voluminoso paso por boca, con la glicerina como protagonista haciendo que se nos llene la boca con sensación de cuerpo, y dejando al final un toque ligeramente salino. De corta persistencia gustativa y de aromas a fruta madura por retronasal y ligeros tostados. Hay que decir que se bebe muy bien y que sus aromas son fáciles de entender y apreciar, y que el vino es para disfrutarlo. A una temperatura de 8 ºC y con bacalao, ensaladilla, chacinas, ….

Valoración:

  • Presentación: 8
  • Aroma: 7
  • Sabor/Armonía: 7

Dónde comprarlo: C/ Abad Palomino s/n (Córdoba)
Madrid: Despacio Arte y Vino c/ Espíritu Santo 36
PVP aproximado en tienda: 11 € aprox.