Reportaje Córdoba

El vino de la verdad

Por José Ignacio Santiago,

Valga la frase para recordar a don José Cobos Jiménez, bodeguero y escritor, que junto a Ricardo Molina, nos dejaron en 1952 un libro cuyo nombre he tomado como titular. El fino es el vino de la verdad, el que tiene una crianza biológica tan peculiar que apenas existe fuera de Andalucía y es el vino que ayuda a soltar la lengua y sus verdades en las tertulias (difíciles hoy) en tabernas y bares. Pero Fino Cobos es también el vino de otra verdad, la del volumen de venta de la zona, ya que junto con otros, es uno de los vinos que sostiene los números del marco. Es raro encontrar una gran superficie donde no esté a la venta, eso sí, a un precio tan moderado que se nos caen dos lagrimones por las mejillas, pero el mercado es el que manda y las bodegas no pueden vivir solo de los vinos centenarios que copan los medalleros y puntos en revistas especializadas, debe haber equilibrio.
Navisa es un pulmón, es de las bodegas con más número de botas de la DO, unas nueve mil repartidas en varios de sus cascos, uno de los cuales me encanta, la bodega del Cristo. Se formó con la adquisición de las antiguas bodegas Cobos, MontuliaVelasco-Chacón y el lagar Montebello en la Sierra.

Con una vida media de tres años, si fuera un vino de otra zona diríamos que se trata de un reserva, sin embargo en nuestra zona supera un año el tiempo mínimo exigido para denominarse vino fino, y a veces se catalogan estos vinos como finos chiquitos. Se presenta este vino fino en perfecta fase visual en cuanto a limpidez y brillo impecable, de color amarillo pálido y reflejos acerados. En fase olfativa es de intensidad media y de gran franqueza, es decir, sin defecto alguno y que huele a lo que tiene que oler un vino de esta edad, combinando la sensación del acetaldehído y almendra amarga con aromas herbáceos, hinojo, anisados con protagonismo al agitar la copa, y mas de fondo una manzana madura. No es un vino que sature en nariz y el alcohol no molesta, una virtud en vinos de menor complejidad. En boca es un vino correcto, equilibrado al tener aún un nivel de suavidad glicérica que aporta sedosidad. Ligeramente amargoso y de ligera persistencia. Fácil de beber sin saturar. Preferible tomarlo muy frío, a unos 8ºC con marisco, ensalada, frituras o simplemente con unos frutos secos. Una buena opción para iniciarse en los vinos finos. ¡Salud!

Valoración del crítico

  • Presentación 6/10
  • Aroma 7/10
  • Sabor / Armonía 7/10

Dónde comprar en Córdoba…

  • Supermercados Deza, Piedra, Carrefour, Alcampo…
  • Precio en tienda: 3 euros